Reuters 163
Reuters 163

El juez estadounidense James Orenstein falló este lunes a favor de Apple. La decisión llegó después de que en primera instancia, un magistrado de California requiriera a la empresa de tecnología que creara un software capaz de hackear el iPhone de uno de los terroristas de San Bernardino.

La controversia surgió a raíz de una demanda del FBI ante la Justicia, que entonces exigió a Apple que encuentrara una forma de liberar el acceso a datos encriptados en el iPhone de Syed Farook, quien perpetró con su mujer el ataque terrorista de diciembre en California, que dejó 14 muertos el 2 de diciembre pasado.

LEA MÁS:


Apple y el Departamento de Justicia estadounidense están en plena pulseada ante los tribunales por temas como la encriptación de datos, la protección de la vida privada y la necesidad de la policía de acceder a la información.

El FBI tiene en su poder el teléfono de Farook, pero no pudo acceder a los datos en el iPhone y solicitó a Apple que desarrolle una nueva versión del sistema operativo que ayude a esquivar las funciones de seguridad del dispositivo móvil.

El caso podría llegar hasta la Corte Suprema.

En desarrollo...