Daniel Pollack, el mediador que el viernes anunció un principio de acuerdo con dos de los fondos que litigan contra la Argentina por la deuda en default. Reuters 162
Daniel Pollack, el mediador que el viernes anunció un principio de acuerdo con dos de los fondos que litigan contra la Argentina por la deuda en default. Reuters 162

Luego de idas y vueltas, el mediador Daniel Pollack fue el encargado de confirmar un acuerdo entre el gobierno argentino y los holdouts. En un comunicado oficial, el special master anunció un "principio de acuerdo" de USD 4.653 millones con los fondos más duros, en referencia a las negociaciones que se llevaron a cabo con Elliot Management, de Paul Singer, Aurelius Capital, Davidson Kempner y Bracebridge Capital.


La quita sobre la sentencia es del 25 por ciento, y el monto final implica los capitales y los intereses, como así también honorarios legales y gastos por los fondos durante todo el litigio.


"Me da un gran placer anunciar que una batalla de 15 años entre la Argentina y Elliot Management, de Paul Singer, está en el camino a ser resuelto", aseguró. Y destacó: "Es un gran paso, pero no es el paso final". Según relata Pollack, el acuerdo fue firmado durante la noche del domingo 28 de febrero luego de "tres meses de negociación" con el nuevo gobierno.


¿Por qué el mediador asegura que no es el paso final? Para que el acuerdo se consume, la Argentina deberá cumplir con los requisitos impuestos por el juez neoyorquino Thomas Griesa. En primer lugar, el acuerdo debe ser aprobado por el Congreso argentino. Además, se deberán derogar la Ley Cerrojo y la Ley de Pago Soberano, que impedía pagarle a bonistas que no habían entrado a los canjes de 2005 y 2010.