Télam 162
Télam 162

El diputado del Frente para la Victoria y ex ministro de Economía kirchnerista, Axel Kicillof, criticó con dureza al juez Claudio Bonadio por su investigación de operaciones de venta de dólares a futuro, y sugirió que podría no presentarse a declarar ante la Justicia el 12 de abril, un día antes de lo que tiene previsto hacerlo la ex presidente Cristina Kirchner, quien también fue llamada a indagatoria junto al ex director del Banco Central, Alejandro Vanoli.


"A nosotros estando en el gobierno nos correspondía llevar adelante nuestra política económica, y eso de ninguna manera configura un delito, eso no tiene ni pies ni cabeza", declaró Kicillof en diálogo con el programa Guetap de Vorterix FM.


Si bien el juez Bonadio busca averiguar si en las ventas de dólar futuro, que ya le costaron al BCRA 62 mil millones de presos, fueron beneficiadas empresas y personas llegadas a la administración kirchnerista, para Kicillof se trata de "una bomba de humo de los medios y el partido judicial para que no veamos las políticas que están llevando los grupos económicos".


"A nosotros nos correspondía llevar adelante nuestra política económica y eso no es un delito".

Y añadió: "En vez de hablar de los efectos de la devaluacion de Macri, estamos hablando de lo que hizo o no el gobierno. El problema que estamos teniendo es el tarifazo, la inflación, la pérdida de reservas y los despidos".


Consultado sobre si se presentará a la citación del juez Bonadio, Kicillof respondió: "La verdad que no sé. Supongo que si es una citación... pero no lo sé, no me llegó ninguna citación, no lo sé".


Además, el diputado calificó a la causa de Bonadio de "burrada, financiera, económica y política" y dijo que "con ese criterio, cada vez que interviene en el mercado (Federico) Sturzenegger debería tener una causa judicial, pero eso sería judicializar la política económica".


Si bien Kicillof dijo tener "claro" que la venta de dólares a futuro con un precio tan alto podía generarle grandes pérdidas al Banco Central, precisó que el año pasado "nosotros también tuvimos ganancias con el futuro, porque no jugamos a devaluar la moneda".


Y concluyó: "Redrado perdió una millonada con futuros también y tuvo la particularidad que perdió con su propia gestión, vendió futuro y después devaluó, no es que vino otro y devaluó".