AFP 163
AFP 163

El cineasta Gabriel Osorio marcó un hito en la cinematografía chilena, al ser galardonado con la estatuilla al Mejor cortometraje animado por Historia de un Oso, que trata de los exiliados políticos de la dictadura del general Augusto Pinochet.


"Venimos todos de un pequeño país llamado Chile", dijo Osorio, quien agregó: "Éste es el primer Oscar para nuestro país, así que es muy importante para nosotros, ¡gracias a todos!".


La cinta cuenta la rutina de un viejo oso que sale todos los días a la esquina de una transitada calle. A través de un diorama mecánico, una especie de teatro de marionetas hecho en hojalata, el oso cuenta su triste vida después de que su familia fuera secuestrada para actuar en un circo.


El productor Pato Escalada bromeó con que era el primer Oscar para el cine chileno por lo que, en lugar de #OscarsSoWhite, la etiqueta de protesta por la falta de diversidad en los nominados, quizá se debería hablar de #OscarsSoChilean.


LEA MÁS: