Reuters
Reuters

A sólo cuadras del teatro Dolby, el reverendo Al Sharpton y casi un centenar de manifestantes marcharon hoy para protestar por la falta de diversidad entre los nominados a los Oscar de este año bajo el lema #OscarsSoWhite.

"Están fuera de tiempo", dijo Sharpton, frente a la Academia. "Esta será la última noche de un Oscar para blancos." El legendario activista prometió una protesta más amplia, junto con la presión de los anunciantes, si la situación no cambia el próximo año.

Sharpton y los manifestantes marcharon en un círculo en un estacionamiento cercano a la ceremonia, con música funk de fondo, mientras coreaban el pedido de "diversificar la Academia."

En un momento, Sharpton alzó un Oscar pintado de blanco, diciendo que cuando se entreguen las estatuillas este año, deberían pintarlas de este color.