Buscar en Infobae

Infoshow domingo 28 de febrero 2016

Los pálpitos de Axel Kuschevatzky para los Premios Oscar 2016

Tatiana Schapiro

Por: Tatiana Schapiro

Es el conductor de la alfombra roja de los Oscar para TNT, evento mundial del que ya realizó 12 coberturas. En esta charla con Teleshow cuenta todos los secretos de la entrega de premios más importante de la industria

domingo 28 de febrero 201610:51
Crédito:


— ¿Cómo es ir a cubrir los Oscar?

— Es alucinante. La transmisión en vivo es bestial, una cobertura gigante, más de 80 millones de hogares en más de 45 países y territorios de Latinoamérica. Si amás el cine es el lugar para estar.

— ¿Pálpitos?

El hijo de Saúl mejor película extranjera, la película húngara. Puede ser que Amy o Nina Simone como mejor documental. Di Caprio seguro.

— Finalmente se lo va a llevar Di Caprio.

— Sí, creo que sí. Me imagino que Emmanuel Lubezki mejor fotografía, aunque no es mi preferido de los directores de fotografía entre los nominados.

— ¿Cuál fue tu preferido?

— Roger Deakins por Sicario, es gigante.

— ¿Película?

— Está entre Mad max, Spotlight y obviamente The Revenant que creo que estas semanas es la que está más fuerte.

— Me dijiste "Seguramente gane Di Caprio" ¿Sería tu preferido Di Caprio?

— Es un poco raro, cuando un actor gana el Oscar a mejor actor o actriz, generalmente es por el rol, como dicen los yankees "más flash". Por ejemplo, en el caso de actor secundario mi favorito es Mark Rylance que está nominado por Puente de espías. Lo más probable es que lo lleve Stallone. Es lógico, si vos me preguntas qué me gusta más no sé si me gusta necesariamente... Todas son actuaciones que me impresionan.

— ¿Se merecía estar El clan?

— Sí, es una película que podría haber entrado. Hay que ver cómo es el mecanismo de cada una de las ramas a la hora de elegir nominados. En el caso de película extranjera son el resultado de entre 78 y 83 países que mandan películas todos los años. Las otras categorías son más simples, no hay tantas pelis. No tenés 83 películas para elegir 5.

Axel Kuschevatzky - Martin Fierro

—¿ Por qué se portan todos tan bien durante la transmisión y nosotros acá con las entregas de premios no lo logramos nunca?

— Las entregas de premio en la Argentina no se parecen demasiado a los Oscar. Se parecen mucho más a entregas de premios como las que tienen comida esencialmente, se parecen más a los Golden Globe y en mayor medida a los Critics Choice.

— Pero acá intentaron una vez hacerlo, creo que fue en el Colón y no había estado bien.

— Porque la gente cuando no hay comida agarra y se va. Con los Oscar pasa lo mismo. No lo ves por la dirección de cámaras, se dirige de otra manera, hay extras que se sientan en los lugares que quedan vacíos. En el Oscar, en la medida que se va acercando la curva, el final de mejor película la gente se va. Es mentira que no se va, es igual.

— Yo imaginaba a todos re educaditos, que ilusa.

— No, son más educados en otras cosas sí. En algún punto son premios que generan un nivel de deseo muy alto. Cuando vas a una entrega de premios que entrega premios a 400 categorías se vuelve medio irrelevante, porque son 400 categorías. El Oscar son 30 premios. En la Argentina la entrega de premios más famosos le entregan premio a mejor subtitulado, a programa de televisión que va en la franja de las 7:15 a 8:25 de la mañana. Tenés un problema conceptual ahí. Difícil que se valoren los premios cuando se dan tantos. Esa intención de las organizaciones de quedar bien con todo el mundo al premio para mí te lo hace medio tumba.

— Hay una lucha constante que tiene que ver con la piratería ¿Qué responsabilidad tienen las productoras en su crecimiento?

— El problema del sistema es que la demanda es genuina, quien quiera ver una película la verdad yo a ese tipo lo tengo que cuidar, porque gracias a él seguimos haciendo cosas. El problema es cuando la demanda no va por los caminos que permiten que las películas se sigan filmando. La gente cree que el acceder a los contenidos es un derecho adquirido, y eso no es cierto. Básicamente porque las películas no crecen de los árboles ni caen con la lluvia, son el producto del trabajo de otra persona. Yo entiendo al consumidor. Hay un defecto del sistema y las ventanas que hay entre que una película se estrena en el cine hasta que vos la ves en tu casa quizás son demasiado largas y no necesariamente a favor del contenido. Dicho esto la MPA, que es la Motion Pictures Association, que reúne a los grandes estudios de Hollywood, en todos los análisis que llevan haciendo los últimos 3 años, lo que les sale es que la piratería no está matando el consumo de cine. Mató el consumo legal en hogares, pero no la ida al cine. La gente va cada vez más al cine, sobre todo en Latinoamérica donde está claramente en aumento la venta de tickets.

— ¿En la Argentina es fuerte la piratería?

— En la Argentina la piratería existe, es potente, es mucho menos que en otros países, Rusia, España, países donde es mucho más destructiva. Mi preocupación en el rol que tengo es cómo acortar la brecha. Yo quiero que toda esa gente vea los contenidos en los tiempos correctos. No quiero matar al cine como experiencia y al mismo tiempo quiero que sea por vía legal. Dicho esto hay una cosa que no es discutible, lo determina la Convención de Berna, hay una cosa que se llama derecho de autor. Acá no entra la subjetividad, "bueno, yo lo quiero ver entonces lo veo". Hay un marco jurídico mundial que dice que uno es dueño de la obra que genera, y que tiene un derecho intelectual y moral sobre la obra que genera.

La charla está buena porque nuestro vínculo con el consumo audiovisual está cambiando todo el tiempo, cada cambio nos obliga a redefinir nuestra posición subjetiva. La posición de quien genera contenidos y la posición de quien los provee. No por nada los grandes jugadores del sector que proveen contenidos están dejando de ser meros proveedores para ser dueños y desarrolladores de los contenidos.

— ¿No hay poca producción de ficción hoy en los principales canales argentinos?

— Argentina tiene un problema que tiene que resolver pronto y es la absoluta ausencia del beneficio fiscal para la producción audiovisual en comparación con todo el resto de los países potentes de Latinoamérica. México, Brasil, Chile, Uruguay, República Dominicana. Sin entrar en la cantidad de estados dentro de Estados Unidos ni España, ni Italia, ni Francia, ni siquiera Liechtenstein, que tienen beneficios fiscales que favorecen la producción audiovisual y que Argentina hoy no tiene. Esto es un temón, porque estamos perdiendo terreno competitivo en la producción audiovisual con otros países de la región. No estás perdiendo terreno con Estados Unidos, estás perdiendo terreno con Colombia. Las películas norteamericanas, las series norteamericanas, las series europeas, eligen Colombia porque hay un beneficio fiscal. Nosotros no lo tenemos. No solo no lo tenemos para aplicarlo a productos audiovisuales del exterior, tampoco lo tenemos para aplicarlo a productos audiovisuales de nuestro propio territorio.

La televisión argentina tiene un techo que es hasta dónde puede llegar con su producto por un montón de razones, idiosincrasia cultural, idioma, que la televisión norteamericana o inglesa no tienen porque todo el mundo consume tele en inglés.

— Me decía Martín Kweller hace poco, que debiéramos poder volver a ser exportadores de formatos como fuimos en algún momento y eso cayó.

— Está bien, pero para que alguien compre un formato tiene que ver el programa y tiene que ser exitoso en su propio país. No conozco ejemplos de formatos que la gente compre contra el papel, salvo formatos de juegos. En general la gente compra los formatos porque vio que andaban bien. Desde Los simuladores que es un caso muy concreto hasta la serie israelí que se convirtió en Homeland.

— Volviendo a los Oscar ¿Vas a las fiestas post entrega?

— He ido a alguna que otra.

— ¿A cuál pensas ir este año?

— Pienso ir a la de mi habitación cuando me saque los zapatos después de estar 5 horas parado. Una vez que fui ya vi, ya estuve, listo. Los Ángeles es una ciudad donde la gente labura. Hasta las fiestas, tiene un enfoque laboral, industrial. La gente se reúne a hablar de la siguiente película, es laburo 24x7... Además muchas de las fiestas son para recaudar fondos para el hambre en el mundo y son minas con perritos que les dan de tomar agua mineral Evian.

Agradecimiento: Peinó y maquilló Romi Conca para RC Escuela de Maquillaje y Belleza.


Comentá