Prensa Arba 162
Prensa Arba 162

La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) cambiará las características de sus planes de pago de impuestos, con un "programa de regularización de deudas único" para los bonaerenses que incumplen con sus obligaciones tributarias.


El nuevo programa regirá en forma permanente y contempla un tramo inicial de tres meses, durante el cual habrá bonificaciones decrecientes para los contribuyentes deudores que luego se eliminarán definitivamente.


"Vencido ese plazo, los deudores que demoren en ponerse al día con el fisco sólo tendrán la opción de recurrir a una cantidad reducida de cuotas sin quita y con tasas de interés de financiación crecientes", explicó el titular de ARBA, Gastón Fossati.


La autoridad fiscal contó que los planes de facilidades de la anterior gestión de ARBA "eran injustos para quienes cumplían en tiempo y forma", ya que los morosos finalizando pagando "casi dos años después lo mismo que los vecinos que habían abonado sus impuestos en término". Incluso, en algunos casos había programas "a medida" de determinados contribuyentes, con "extraños beneficios que dejarán de existir".


A partir de estas políticas de financiación, el organismo informa que dejó de percibir más de $2.300 millones durante 2015 por las distintas quitas de impuestos que se implementaban.


"La presión tributaria de la Provincia está al máximo y no hay margen para aumentar los impuestos", añadió Fossati. De ahí que la gestión del organismo "apuntará a promover el cumplimiento voluntario, con mayor transparencia e implementando mecanismos de recaudación eficientes que reconozcan al contribuyente cumplidor y agilicen el cobro judicial a los morosos, a través de procedimientos digitales".