163
163

Las pérdidas de 2015 -contra ganancias de USD 657 millones en 2014- se deben principalmente a la caída de 47% del real frente al dólar, que impacta su deuda; y a ajustes por el retroceso de 43% del precio del mineral de hierro, su producto estrella, explicó Luciano Siani, director de Finanzas y Relaciones con Inversores de Vale, en un video a inversores.

"Hubo un ajuste muy fuerte en la industria de minera por la caída de los precios que obligó a Vale a reducir el resultado en 36.000 millones de reales" y la depreciación de 47% de la moneda brasileña frente al dólar "impactó el valor de la deuda en dólares de Vale en otros 36.000 millones de reales que también fueron llevados al resultado", dijo Siani.

Las cifras la gigante brasileña coinciden además con un panorama sombrío: derrumbe de precios del mineral de hierro, fuerte depreciación del real y un deslave minero en Brasil que mató a 19 personas

El precio internacional de la tonelada de mineral de hierro pasó de 96,7 dólares en 2014 a 55,5 dólares en 2015 (-43%), y el precio de otros minerales exportados por Vale también cayó: el níquel retrocedió 30%, el cobre 20%, el carbón metalúrgico 18%.

El valor del hierro pasó de USD 96,7 en 2014 a USD 55,5 en 2015

El fuerte corte de gastos y aumento de la competitividad que Vale lleva a cabo para enfrentar el derrumbe de precios -que totalizó 5.000 millones de dólares en 2015- y sus récords de producción no alcanzaron para que la empresa presentase a sus inversores un balance en verde, pero le permitió invertir este año 8.400 millones de dólares.

LEA MÁS

En el cuarto trimestre de 2015 Vale registró pérdidas de 8.569 millones de dólares, contra un perjuicio de 2.117 millones en el tercer trimestre del año pasado.

 TV Globo 163
TV Globo 163

Fue justamente en ese periodo, el 5 de noviembre pasado, que un dique de la minera brasileña Samarco -propiedad a partes iguales de Vale y la anglo-australiana BHP BIlliton- que contenía toneladas de desechos mineros y barro reventó y lanzó un tsunami que enterró un pueblo entero en el sureste del país y mató a 19 personas.

La tragedia es considerada la peor catástrofe ambiental de la historia de Brasil por el gobierno, que negocia con Samarco y sus dueños una indemnización millonaria.