AP 162
AP 162

Lindsay Hasz y su esposo Chris compartían una cena en el Montalcino Ristorante Italiano en Issaquah, estado de Washington, EEUU, cuando ella detectó un objeto extraño en su comida.


Hasz

dijo que

guardó el objeto

para investigarlo en su casa. Frente a ello,

consultó a un gemólogo, quien determinó que era una perla púrpura quahog con un valor de 600 dólares

.


Ted Irwin, del Laboratorio Geológico del Noroeste, dijo que se trata de un caso raro, ya que apenas una en varios millones es de alta calidad. La dueña de Montalcino, Cindy Nardone, felicitó a Hasz, quien dijo que podría hacerse un collar con la perla.