Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Finanzas y Negocios miércoles 24 de febrero 2016

Argentina podría tomar deuda a una tasa del 5% por el acuerdo con acreedores

Marcos Wentzel, director del banco de inversión Puente, estimó que la resolución del conflicto judicial por los bonos en default destrabará el ingreso de capitales al país para financiar el déficit fiscal

miércoles 24 de febrero 201614:52
Crédito: Reuters

Argentina podría obtener financiamiento internacional a una tasa del 5% anual si resuelve el conflicto de deuda en default con los holdouts, estimó este miércoles el director gerente del banco de inversión Puente SA, Marcos Wentzel.

El experto dijo a NA que la resolución del conflicto con los acreedores rebeldes "es importante y necesaria" para Argentina porque eso destrabará el ingreso de capitales al país, lo cual no sólo oxigenará al Gobierno, sino también a las provincias y empresas.

La gestión de Mauricio Macri asegura que el kirchnerismo le dejó un déficit fiscal de 7 puntos del Producto Bruto Interno (PBI) por lo que necesitaría el ingreso de dólares para bajar la relación con la emisión de pesos, que hasta ahora se venían realizando casi sin respaldo.

El déficit financiero de las provincias, en tanto, creció 719 por ciento en 2015 gasta alcanzar los 41.847 millones de pesos, según la consultora Economía & Regiones, con gobernaciones que aún no logran reunir los fondos en tiempo y forma para pagar los salarios.

En ese contexto, el Gobierno negocia contrarreloj con los acreedores rebeldes que litigaron contra el país para pagarles la deuda con una quita del 25%, lo que representaría un desembolso de unos USD 6.500 millones en efectivo, con el objetivo de poner fin al default.

"Es necesario que entren capitales. El tema es cuándo. Mientras antes se resuelva el conflicto de la deuda, antes llegarán inversiones alternativas de financiación provincias y empresas", analizó Wentzel al ser consultado sobre el avance en las negociaciones.

El analista sostuvo que el mercado espera que el costo financiero para las eventuales emisiones sea "mucho menor" al actual, con una tasa similar al promedio de la que están afrontando los países de la Región en sus colocaciones, en una primera instancia.

"Se podría bajar a tasas del 5 por ciento promedio. Ahora, Argentina está afrontando tasas en sus bonos de entre el 7,5 y el 8 por ciento", precisó Wentzel.

Bajas tasas en el mundo

Perú colocó el martes último un bono a 14 años por 1.000 millones de euros, la segunda emisión en esa moneda en menos de cuatro meses destinada a asegurar necesidades de financiamiento y extender la vida de su portafolio de deuda con una tasa cupón de 3,75% y una tasa de rendimiento de 3,77 por ciento.

Esa se constituyó en una de las pocas deudas emitidas en los últimos meses por países soberanos de mercados emergentes, tanto Latinoamericanos como Europeos, dada la elevada inestabilidad del mercado financiero internacional y del fuerte recorte de liquidez respecto de años anteriores.

El 13 de enero último, el gobierno chileno concretó la colocación de bonos soberanos por 1.200 millones de euros y 1.240 millones de dólares en los mercados internacionales: el primero con una tasa del 1,966 por ciento y el segundo, de 3,407 por ciento.

Uruguay había hecho su última emisión en octubre de 2015 y logró colocar 1.700 millones de dólares en bonos globales de deuda con vencimiento en 2027 y una tasa de interés inferior al 4,5 por ciento.

Comentá