Buscar en Infobae

Finanzas & Negocios miércoles 24 de febrero 2016

La agencia Moody's rebajó la nota de la deuda de Brasil a categoría especulativa

La nueva calificación es Ba2. Sigue la línea de Standard & Poor's y Fitch, que ya le habían quitado la categoría de inversión. También comparten la visión negativa para el futuro del país gobernado por Dilma Rousseff

miércoles 24 de febrero 201609:52
La administración de Dilma Rousseff aseguró que las rebajas de las agencias calificadoras no altera su compromiso con el ajuste fiscal.
La administración de Dilma Rousseff aseguró que las rebajas de las agencias calificadoras "no altera" su "compromiso" con el ajuste fiscal. Crédito: AFP

La nota de deuda, por la que el gigante sudamericano perdió su sello de "buen pagador", fue recortada en dos grados, desde Baa3 –el último nivel del grado de inversión- hasta Ba2. Además la perspectiva es negativa, lo que significa que otra rebaja podría producirse durante los próximos meses.

Este sello de "buen pagador" ya le había sido retirado a Brasil por las agencias Fitch y Standard & Poor's, que al igual que Moody's justificaron esa decisión en el oscuro panorama económico y político del país presidido por Dilma Rousseff.

LEA MÁS:

Embed

En diciembre pasado Moody's ya había advertido que podía recortar la calificación crediticia de Brasil y la colocó en observación, revisando su perspectiva de "estable" a "negativa".

A través de un comunicado, la agencia neoyorquina afirma que la rebaja refleja una perspectiva de empeoramiento de las cuentas de Brasil en un escenario de bajo crecimiento, con un endeudamiento del Gobierno inclinado a superar el 80% del Producto Interior Bruto (PIB) dentro de tres años.

En la nota en que anunció su decisión, Moody's también citó la "desafiante situación política" del país y las dificultades que el Gobierno tiene en el Congreso para la aprobación de medidas que forman parte de un severo ajuste fiscal, con el que se pretende comenzar a equilibrar la golpeada economía nacional.

Además de una economía deteriorada, Rousseff enfrenta la posibilidad de un juicio político con miras a su destitución debido a supuestas maniobras contables en las que incurrió el Gobierno en 2014 y 2015, con el objetivo de maquillar sus pobres resultados fiscales.

congreso-brasil-1583.jpg
El Congreso de Brasil tiene en sus manos el futuro político de la presidenta Dilma Rousseff, jaqueada también en el aspecto económico.

Según los analistas consultados, la economía brasileña se encogió en 2015 un 3,71% y las perspectivas para este año indican una nueva contracción, en torno al 3,40 por ciento.

Con este nuevo recorte, Brasil ahora tiene la misma nota de crédito de Angola según el ranking confeccionado por Moody's. Y dentro del grupo de los BRICS que integra, conformado por Rusia, India, China y Sudáfrica, es el país con la peor calificación.


Reacción oficial

Frente a esta nueva rebaja de la calificación, el Gobierno emitió una nota oficial en la que señaló que "la posición de las agencias" de calificación "no altera" su "compromiso" con el ajuste fiscal "necesario para la estabilización de la trayectoria de la deuda pública".

El comunicado también sostiene que la economía brasileña tiene "perspectivas de recuperación a mediano plazo", cita los recortes del gasto público aplicados por el Ejecutivo y su determinación de avanzar hacia una reforma del sistema de jubilaciones y pensiones.

rio-janeiro-panoramica-1170.jpg

Según el Gobierno, "todas esas iniciativas favorecerán la reversión de las incertidumbres en cuanto a la trayectoria fiscal y la recuperación de la confianza de los agentes (financieros), una condición importante para retomar las inversiones".

En ese marco, la nota difundida por el Ministerio de Hacienda destaca la "expectativa" de que la rebaja en la calificación del país "sea temporal" y de su "reversión una vez que se materialicen los resultados de las medidas en discusión, que traerán un reequilibrio fiscal y la recuperación del crecimiento".


Comentarios