AFP 163
AFP 163

Investigadores del Hospital de Niños de Texas y del Hospital Metodista de Houston desarrollaron una prueba que detecta el material genético del zika, lo que puede acelerar el diagnóstico y el tratamiento, afirmaron en un comunicado.

"Ahora que los casos de virus del zika relacionados con los viajes se han hecho más prevalentes en Estados Unidos, junto al inminente aumento de la exposición al mosquito durante los meses de primavera y verano (boreal), debemos estar preparados para un aumento de la demanda de exámenes", dijo James Versalovic, patólogo jefe del Hospital de Niños de Texas y líder del equipo de desarrollo de la prueba.

El test está diseñado para reducir los tiempos para conocer el resultado, que pueden tomar días o, incluso, semanas. Lo más habitual es que la prueba la hagan agencias estatales de salud o autoridades federales como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.
Por el momento, los exámenes sólo puede realizarse en estos dos hospitales, pero los investigadores pretenden ampliarlos a más centros sanitarios.

LEA MÁS:


Se ha reportado la transmisión del virus del zika por mosquitos en Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses, pero en el territorio continental los únicos casos hasta ahora están relacionados con viajes al extranjero.

Brasil es el país más golpeado por el brote actual, que se ha extendido a más de 30 países y territorios, en su mayoría en América. La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró una emergencia global este mes, citando preocupaciones por su posible relación con una malformación genética llamada microcefalia, una condición que se caracteriza por la cabeza inusualmente pequeña de los bebés y que puede generar problemas de desarrollo.

Aún falta mucho por conocer sobre el zika, incluido si el virus causa, de hecho, microcefalia.