Twitter 162
Twitter 162

El elenco de Núñez llegó a la ciudad de Rosario este sábado cerca de las 21 horas. Más de mil simpatizantes esperaban el paso de los jugadores con cierta tranquilidad en la afueras del lugar donde los jugadores se iban a hospedar a la espera del partido de este domingo a las 21.30 ante Central.

Sin embargo, la calma se transformó en una batalla entre hinchas y policías. Luego de que el vallado que protegía el paso del plantel cedió, los efectivos intentaron disuadir con balas de goma y la respuesta de los simpatizantes fue a los piedrazos.

Así quedaron algunos destrozos en la fachada del hotel Ros Tower, al menos dos policías con heridas leves y tres detenidos, según confirmaron fuentes del Ministerio de Seguridad de Santa Fe al diario Clarín.

 Twitter 162
Twitter 162

Cuando el desorden comenzó, todos los jugadores ya habían entrado al lugar, aunque muchos observaron con gran sorpresa tener tan cerca a la gente. Una vez que pasaron los futbolistas la policía empezó con las maniobras para disuadir a la gente.

Allí se produjo la represión con balas de goma y la respuesta de los simpatizantes con piedras. Muchos hinchas corrían por las calles céntricas de Rosario alejándose del escenario del conflicto, en los 20 minutos que duraron los enfrentamientos hasta que se normalizó la situación.

Desde el hotel, responsabilizaron a la policía por la organización deficiente del operativo. "Armaron el vallado demasiado cerca del acceso", justificaron desde la gerencia del Ros Tower, según publicó el matutino porteño.

En tanto que fuentes del Ministerio de Seguridad santafesino admitieron haberse visto "desbordados" por semejante cantidad de hinchas de River, tanto que se había previsto un operativo con sólo una docena de efectivos de Infantería.

 Twitter 162
Twitter 162