Umberto Eco en su departamento en Milán Louisiana Channel 163
Umberto Eco en su departamento en Milán Louisiana Channel 163

"Extraordinario intelectual", un "hombre con un profundo espíritu crítico" y con una "vasta cultura" son algunas de las frases con las que el mundo de la cultura y de la política despidieron hoy al fallecido escritor y semiólogo italiano Umberto Eco. Uno de los diecisiete intelectuales del Foro de Sabios de la UNESCO y Premio Príncipe de Asturias de Comunicación en 2000, Umberto Eco murió el viernes a los 84 años en su casa de Milán.


En medio de tanta congoja, los lectores asiduos a las novelas de Eco no tendrán que contentarse con leer su reciente "Número Cero", sino que a partir del próximo sábado estará disponible en las librerías su último libro, que ya había escrito pero que aún no había visto la luz, titulado Pape Satàn Aleppe. Cronache di una società liquida (Pape Satán Aleppe. Crónicas de una sociedad líquida), tal y como aseguró el sábado la escritora Elisabetta Sgarbi, fundadora de la casa editorial La nave di Teseo.


"Es un libro de ensayos de actualidad, importante, de 470 páginas, con muchos materiales", detalló Eugenio Lio, uno de los que -junto a Sgarbi, Mario Andreose y Anna Maria Lorusso- dejó la editorial Bompiani, que editaba los libros de Eco, para una inmiscuirse en un nuevo proyecto: La Nave de Teseo, una nueva editorial.


El famoso escritor italiano fue el autor de \El nombre de la rosa\
El famoso escritor italiano fue el autor de \El nombre de la rosa\"" EFE 163

"Es muy entretenido. Él escribía de un modo en el que estaba todo adentro: desde el entretenimiento hasta el análisis de la vida de todos los días, no sólo política, social y cultural, sino también la tecnológico, que abordaba como semiólogo de grandísimo talento literario", dijo Andreose, según consignó el diario argentino La Nación.


En esta obra, según Andreose, Eco "analiza la identidad del papa Francisco: para él no es un jesuita argentino, sino paraguayo, porque los jesuitas de Sudamérica en 1600 se fueron a Paraguay como consultores de los indios guaraníes para sacarlos de la esclavitud. Tenía mucha estima por este Papa".


 Reuters 163
Reuters 163

Adiós a una extensa trayetoria


Desde el presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, hasta el primer ministro del país, Matteo Renzi, además del ministro de Cultura, Dario Franceschini; la de Educación, Stefania Giannini; o para las Reformas, Maria Elena Boschi; pero también escritores como Roberto Saviano o Elisabetta Sgarbi, expresaron su pesar por la desaparición del intelectual.