Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, sostuvo hoy que el Gobierno tomó "positivamente" la resolución del juez neoyorquino Thomas Griesa de condicionar el levantamiento de las trabas que le impiden a Argentina el pago de su deuda reestructurada a que el país derogue las leyes Cerrojo y de Pago Soberano, entre otros puntos.


Peña consideró que la decisión del magistrado constituye "un buen paso" en el "camino" para "ir destrabando esa situación que permitiría a la Argentina terminar de normalizar su relación con el mundo".

En declaraciones a radio Mitre, indicó que "una vez que se llegue a un entendimiento" con los holdouts, "hay que pasarlo por el Congreso", un trámite para el que avizoró "una muy buena recepción" debido que, dijo, "hay una comprensión bastante generalizada de que a este tema hay que resolverlo y destrabarlo".


En ese marco, adelantó que la "semana que viene" el Gobierno comenzará a "fijar el cronograma" para el eventual abordaje en el Parlamento. "Es una negociación de un acuerdo al que hay que llegar para resolver uno de los tantos temas que hay dando vueltas de los mal manejos que nos ha dejado el gobierno anterior", dijo el funcionario.


Y, añadió que "muchas veces se ha inflamado mucho este tema como si fuera una gesta histórica, y la verdad es que es un tema que hay que resolover". Griesa condicionó ayer el levantamiento de las trabas que le impiden a la Argentina el pago de su deuda reestructurada a que el país derogue las leyes Cerrojo y de Pago Soberano y a que se cumplan con los acuerdos que se alcancen con holdouts hasta el 29 de febrero.


En ese sentido, Peña señaló que la negociación se realizará "paso a paso para no quemar etapas", al remarcar que "es muy importante normalizar" la situación y resolver el litigio con los holdouts "para poder acceder al crédito, no sólo a nivel del Estado para financiar obras como el Plan Belgrano, sino también para las propias empresas".


Pedido de comprensión a los gremios

Asimismo, Peña pidió hoy "comprensión" y "responsabilidad" a los sindicalistas ante los esfuerzos que inició la gestión macrista con medidas como la modificación de los índices del impuesto a las Ganancias para, dijo, "cuidar la frágil salud de nuestra economía".