Buscar en Infobae

Playfútbol sábado 20 de febrero 2016

San Lorenzo superó a Vélez en un duelo cargado de polémicas y expulsiones

Con goles de Blandi, Buffarini, de penal, y Matos, el "Ciclón" derrotó 3 a 2 al "Fortín", que marcó a través de Alvarenga y Pavone. Cufré y Cubero fueron expulsados en el equipo de Liniers

sábado 20 de febrero 201607:15
Embed

Entonado con sus tres victorias consecutivas, con el título de la Supercopa Argentina incluído, San Lorenzo rebió en el Pedro Bidegain a Vélez, un equipo que no tiene grandes aspiraciones, pero que emplea muy bien la mezcla de experiencia con juventud.

A pesar de los intentos de dominar el partido desde el comienzo, un prematuro contragolpe iniciado por Mariano Pavone provocó la sorpresa en el Bajo Flores. El ex Racing y Estudiantes envió un preciso pelotazo hacia Hernán Toledo, quien le ganó en velocidad a Julio Buffarini y asistió a Fabricio Alvarenga para que festeje el 1 a 0. La combinación entre el veterano y los pibes dejó en silencio al Nuevo Gasómetro.

La calidad de Fernando Belluschi fue la herramienta para despertar la reacción del Cuervo. El ex Newell's construyó dos paredes con Nicolás Blandi y Leandro Romagnoli, antes de habilitar a Pablo Barrientos, quien terminó la acción con un remate rasante. Por la soberbia manioba de Alan Aguerre el Ciclón no consiguió el empate.

Sobre la media hora un precioso tiro libre ejecutado por el Pipi fue otro arguemtno que amparaba la injusticia en el marcador. Cerca del área grande, el ídolo azulgrana estrelló su disparo contra el travesaño y el sonido metálico representó la indignación del dueño de casa. San Lorenzo hacía los méritos para llegar a la red, pero la fortuna tampoco estaba de su lado.

Antes de que se vayan al descanso el desahogo se produjo con un golazo de Blandi. El ex Boca improvisó una tijera extraordinaria para sellar el 1 a 1. El desborde de Buffarini y sus triangulaciones con Belluschi, Romagnoli y Barrientos contribuyeron en la conquista del goleador.

En el inicio del complemetno una mala salida de Franco Mussis le dio la chance a Toledo de volver a poner en ventaja al elenco de Liniers. El volante central falló con un pase a Ortigoza y el canterano corrió a toda velocidad para quedar mano a mano frente a Sebastián Torrico. Por la experiencia del ex Argentinos y Godoy Cruz, el resultado continuó igualado.

Con los ingresos de Ezequiel Cerutti y Sebastián Blanco, en lugar del volante con pasado en Argentinos y el Pipi, Guede intentó darle más vértigo a su ofensiva. Así, en la primera aparición del ex Lanús, Vélez se quedó con un hombre menos, dado que Braian Cufré derribó al atacante y observó su segunda cartulina amarilla. Con diferencia numérica, Bassedas sacó a Alvarenga por Leandro Desábato para cuidar el punto.

Cuando restaba un cuarto de hora para el cierre, una insólita decisión de Federico Beligoy incidió en el destino del espectáculo. Un quite limpio de Damián Pérez ante Blandi derivó en un polémico penal para el local. Además, el árbtrio expulsó a Fabián Cubero por la reacción que tuvo al observar cómo el colegiado marcaba la pena máxima. Buffarini se encargó de intercambiar el regalo por el gol, y unos instantes después también vio la roja por una compensación del juez.

Cuando parecía que la entidad de Villa Luro iba a lograr la hazaña por el sacrificio de Pavone, la figura de la tarde volvió a vestirse de héroe para eludir a Aguerre y asistir a Mauro Matos, quien de cabeza le puso cifras definitivas al cotejo.

Con la victoria, San Lorenzo alcanzó la punta de la zona 1 del torneo, aunque debe esperar los compromisos de Colón y Rosario central. Más allá de lo que suceda con los equipos santafesinos, lo llamativo fue que al Cuervo le otorgaron el tercer penal, cuando sólo transcurrieron cuatro fechas, un promedio demasiado abultado para la realidad del fútbol argentino.

Por Fernando Taveira – ftaveira@infobae.com

Embed


Comentá