NA 162
NA 162

El juez federal Sebastián Casanello rechazó una denuncia contra el presidente Mauricio Macri por el uso de Decretos de Necesidad y Urgencia (DNUs), que había sido presentada por los abogados de la Fundación Liga Argentina por los Derechos Humanos.

Casanello tuvo en cuenta la opinión del fiscal Federico Delgado, quien la semana pasada había asegurado que los DNUs "no son ilegales", aunque aclaró que "ello no otorga legitimidad a los mismos, frente a lo cual cobra especial relevancia la tensión que existe entre legalidad y legitimidad", por lo que desestimó la denuncia por "inexistencia de delito".

La resolución de Casanello también benefició a la vicepresidente Gabriela Michetti y al jefe de gabinete Marcos Peña, a quienes, por firmar algunos de los decretos, los abogados de la Fundación Liga Argentina por los Derechos Humanos, Leonel Curutchagüe y Raúl Schnabel, habían denunciado.

Esa organización había acusado a Macri, Michetti y Peña de "abuso de autoridad" y "sedición agravada" por "traición a la patria", y además pidió una medida judicial para suspender los decretos.

"Frente a la solicitud del fiscal de desestimar el sumario por considerar que los hechos denunciados no constituyen delito, la tarea del juez se encuentra acotada a examinar los requisitos de razonabilidad y legalidad de la petición, que en el presente caso están satisfechos", afirmó Casanello.

"Consecuentemente -agregó- me veo impedido de pronunciarme a favor de la continuidad del proceso, pues la ausencia de acusador determina inexorablemente su cierre", concluyó.