Télam 162
Télam 162

"Es lo que hay", dijo ayer el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, en referencia a los cortes de luz programados. La frase fue poco feliz y generó polémica.


"No es lo que queremos, no tendría que ocurrir en un país normal. Es lo que hay", había dicho el funcionario, que 24 horas después se retractó. "Pido disculpas y me corrijo", dijo Aranguren en declaraciones a Radio Vorterix, y admitió que tiene que "aprender la mejor forma de comunicar".


Aranguren insistió en la responsabilidad que le cabe como ministro y aclaró lo que intentó decir: "Es evidente que aquel que no tiene servicio eléctrico no puede estar pagando por algo que no recibe".


Al mismo tiempo, el funcionario señaló que desde el Ministerio se están evaluando cuál va a ser el resarcimiento que van a tener los usuarios que sufrieron los cortes, y anticipó que podría ser mediante "un crédito en la próxima factura" en función del tiempo que no han tenido el servicio eléctrico como corresponde.


Para concluir, Aranguren reiteró que los cortes responden a que la capacidad de generación de energía en el país no alcanza, para justificar el esquema de interrupciones programadas, que comenzó ayer y afectó a unas 200 mil familias de la Ciudad y Gran Buenos Aires.


LEA MÁS: