Buscar en Infobae

Mundo jueves 18 de febrero 2016

Sitiados por Boko Haram, 50.000 nigerianos corren el riesgo de morir de hambre

Mientras el gobierno asegura que el grupo terrorista ha sido militarmente derrotado, la ayuda no llega a las ciudades donde los yihadistas aún mantienen el control. A diferencia de lo que sucede en Siria, las imágenes de la hambruna no han sido publicadas

jueves 18 de febrero 201619:01
Crédito:

La ONU ha advertido que 50.000 nigerianos, atrapados por las tropas terroristas de Boko Haram, que el gobierno dice que ha sido casi derrotado, corren el riesgo de morir de hambre.

En las grandes áreas rurales en el estado de Borno, en el noreste de Nigeria, unas 54.000 personas viven en una situación "catastrófica"; el más alto nivel de emergencia alimentaria en el sistema de Clasificación de la Seguridad Alimentaria Integrada (IPC), que se utiliza para clasificar el hambre.

Otras 780.000 personas en Borno y dos estados del noreste vecinos se encuentran en la segunda categoría más alta de emergencia relacionada con el hambre. Y 3,9 millones de personas en el noreste necesitan asistencia alimentaria debido a que sus medios de vida han sido perturbados por el conflicto.

3,9 millones de personas en el noreste necesitan asistencia alimentaria

LEA MÁS:

Embed


La redes móviles en el noreste han sido destruidas, por lo que los intentos de la ONU para verificar el alcance de la crisis ha sido aún más difícil. El grupo terrorista también ha obstaculizado los intentos para dar a conocer el desastre inminente. Al contrario que en Siria, donde las fotos de residentes hambrientos distribuidas por activistas provocaron la intervención para romper el cerco en Madaya, no hay fotos de hambrientos nigerianos para galvanizar una respuesta.

El presidente Muhammadu Buhari dijo el año pasado que Boko Haram se había "degradado militarmente" después de que el ejército recuperara territorios. Sin embargo, la mayor parte de las zonas "liberadas" todavía no son accesibles a las agencias de ayuda por motivos de seguridad.

Cientos de miles de nigerianos huyeron a la capital del estado de Borno, Maiduguri, en 2014 durante el apogeo de la insurgencia. Pero los que se quedaron en sus aldeas o fueron desplazados están en riesgo.

Femi Adesina, el portavoz de Buhari, sin embargo, dijo que el gobierno tuvo pleno acceso a todo el territorio en el noreste.

Ver más:

,

,

,

Comentarios