facebook Gustavo Trias 162
facebook Gustavo Trias 162

El juez de garantías de San Isidro

Orlando Díaz

resolvió

hoy dictar la prisión preventiva

contra

Gustavo Cusato

, quien en la madrugada del 17

de enero subió con su auto a la Panamericana a contramano a la altura del kilómetro 28,5 y, tras manejar más de 1,5 kilómetros, embistió de frente a una camioneta. El saldo fueron dos muertos y una tercera persona herida que quedó en estado crítico.

El juez lo acusó de homicidio simple con dolo eventual y tentativa de homicidio simple.

Las víctimas fatales fueron Nicolás Amadini (23) y Nicolás Zárate (21) mientras que Victoria Condorucchi (28) fue hospitalizada. Los tres iban a bordo de una camioneta Saveiro. En tanto, Cusato sufrió apenas una lesión en un pie.

El test de alcoholemia le dio 1,29 gramos cuando el máximo permitido es 0,5. Ante la Justicia, el ingeniero industrial de 33 años dijo que había estado en una fiesta en una quinta de Pilar donde bebió cerveza y que su último recuerdo de aquel día se remonta a esa propiedad. Declaró que no tuvo conocimiento del recorrido, ni siquiera de haber subido a su Ford Fiesta.

En medio del dolor, los familiares de las víctimas demandaron que la Justicia sea implacable con el responsable del choque. "Este hombre es un criminal. Quiero que la ley le caiga encima", dijo en su momento Hugo Condolucci, padre de la herida. Tras las operaciones a las que fue sometida, Victoria aún no sabe si podrá continuar su carrera de bailarina. En diciembre tenía previsto casarse con Zárate.