Buscar en Infobae

América Latina martes 16 de febrero 2016

El papa Francisco emocionó a los jóvenes de México: "Jesús nunca nos invitaría a ser sicarios"

Frente a 40.000 personas en el estadio Morelos, el Sumo Pontífice oyó la palabra de cuatro menores que le hablaron de problemas con el narcotráfico y les dijo: "Cuando todo parezca pesado, abracen la cruz"

martes 16 de febrero 201619:47
Ustedes son la riqueza de esta tierra, advirtió el papa Francisco a los jóvenes mexicanos
"Ustedes son la riqueza de esta tierra", advirtió el papa Francisco a los jóvenes mexicanos Crédito: AFP

El papa Francisco mantuvo un encuentro con los jóvenes mexicanos en el estadio José María Morelos y Pavón, en Morelia, ante más de 40.000 fieles. Durante su intervención, el Sumo Pontífice pidió a la juventud no caer en las manos del flagelo del narcotráfico: "Jesús nunca nos invitaría a ser sicarios".

"Se vuelve difícil sentir riqueza cuando nos vemos expuestos continuamente a la pérdida de amigos o de familiares en manos del narcotráfico", apuntó el Santo Padre, ante una constante ovación de los miles de católicos que lo siguieron en Michoacán.


papa-francisco-estadio-morelos-1920-2.jpg
Unos 40.000 mexicanos asistieron al Encuentro con la Juventud en el estadio Morelos, en Michoacán

Francisco aseguró que los jóvenes mexicanos son muy importantes para la nación: "Ustedes son la riqueza de esta tierra". Pero aclaró: "A la riqueza hay que transformarla en esperanza".

El Papa latinoamericano invitó a la juventud de México a no perder "el encanto de soñar" y la instó a no dejarse excluir. "No se dejen excluir. No se dejen tratar como mercadería para los bolsillos de otros". Y advirtió: "Es mentira que la única forma que tienen de vivir los jóvenes aquí es en la pobreza y en la marginación".

LEA MÁS:

Embed


Durante el primer acto del Encuentro con la Juventud en la ciudad de Morelia, cuatro jóvenes provenientes de diferentes partes de México le narraron al papa Francisco las dificultades a las que se enfrentan, incluido un mensaje en el que se hablaba de los problemas con la violencia y el narcotráfico.

"Muchas familias sólo han podido llorar la pérdida de sus hijos, porque la impunidad ha dado alas a quienes secuestran, estafan y matan. En medio de todo esto, la paz es un don que seguimos anhelando", dijo un menor que fue identificado sólo con su primer nombre, Alberto, de Morelia, la capital del estado de Michoacán.

El Sumo Pontífice escuchó atento y tomó notas de los discursos de cada uno de los cuatro jóvenes que tomaron la palabra.


papa-francisco-mexico-1920.jpg

Al finalizar el Encuentro con la Juventud, Francisco partió de regreso a la Ciudad de México para pernoctar en la Nunciatura Apostólica, como ha hecho en todos los días de su llegada al país latinoamericano.

Comentarios