163
163

El pentacampeón del mundo de snooker, Ronnie O'Sullivan, tuvo la posibilidad de consagrarse campeón del Walsh Open con un juego perfecto, en lo que hubiera sido otro hito en su exitosa carrera.

Sin embargo, cuando en pleno partido le preguntó al referí cuánto embolsaría por sumar 147 puntos, la respuesta no le agradó y eligió fallar un tiro a propósito, para así conseguir el título pero no realizar la hazaña.

"Supe que el premio eran 10 mil libras (14 mil dólares) y me di cuenta de que era poco. Lograr un maxi es un gran logro como para que nos paguen esa cifra. Piense que vale un poco más que eso", declaró el jugador de 40 años una vez que finalizó el encuentro.

La final en la que Ronnie O' Sullivan falló a propósito

Sin embargo, anticipó que cuando eleven el monto realizará el juego perfecto sin ninguna dificultad: "Una vez que el premio suba un poco, iré por el 147".

El último jugador en lograr un maximum fue Neil Robertson, en la final del torneo del Reino Unido, y embolsó 44 mil libras (63,5 mil dólares), incluyendo un adicional de 4 mil libras por haber quebrado el récord del certamen.

A pesar de que la noticia generó revuelo en el mundo del snooker, no es la primera vez que el inglés realiza este tipo de actos. En 2010 se negó a meter la última bola en la final del World Open de Glasgow, cuando supo que no habría bono extra por alcanzar la máxima puntuación, pero finalmente fue convencido por el árbitro.

LEA MÁS:

En aquel momento, O'Sullivan argumentó: "No iba a meter la bola negra porque lograr un 147 y no conseguir un bonus es decepcionante, porque son momentos mágicos que merecen premios mágicos"