162
162

El fallo de la corte de apelaciones de París podría fijar un precedente legal en Francia, donde Facebook tiene más de 30 millones de usuarios regulares.


Significa que la corte francesa ahora podrá escuchar el caso de un maestro parisino y amante del arte de 57 años, cuya cuenta de Facebook fue suspendida hace cinco años sin previo aviso.


Sucedió el día en que publicó una foto de la pintura El origen del mundo de 1866 de Gustave Courbet, que muestra los genitales femeninos.


Quiere que su cuenta se reactive y pide €20.000 en compensación.


Los abogados de Facebook argumentaron que dichas demandas sólo podrían escucharse en una corte específica en California, donde está su sede, y que la ley de derechos del consumidor francesa no aplica para sus usuarios en Francia porque su servicio a nivel mundial es gratis.


Una corte de apelaciones de París descartó esos argumentos y reiteró la decisión de una corte de primera instancia de que las cortes francesas pueden escuchar casos que involucran usuarios en Francia.


La corte de apelaciones dijo que la pequeña cláusula incluida en los términos y condiciones de Facebook que requieren que cualquier demanda a nivel mundial sea escuchada en la corte de Santa Clara es "injusta" y excesiva.


Además, los jueces dijeron que el contrato de términos y condiciones firmado por cualquier usuario antes de crear una cuenta de Facebook no tiene cabida en la ley de derechos de consumidor francesa.


"Es una gran satisfacción y una gran victoria después de cinco años de acción legal", dijo a la agencia de noticias AP el abogado Stephane Cottineau, quien representa al maestro. Dijo que enviará un mensaje a "todos los gigantes de la web que ahora tendrán que responder por sus posibles faltas en las cortes francesas".


"Por un lado, Facebook muestra una permisividad completa cuando se trata de violencia e ideas expresadas en la red social. Por el otro lado, muestra una mojigatería extrema cuando se trata del cuerpo y desnudez", agregó.