Reuters 163
Reuters 163

"Esta actitud pone aún más en riesgo la afiliación de la Federación Venezolana de Baloncesto (FVB) a la FIBA y, por ello, su participación en los próximos Juegos Olímpicos de Río 2016", advirtió Alberto García, director para América de la Federación Internacional de Básquetbol, en una carta dirigida al presidente de la liga profesional venezolana, Bob Abreu, que fue difundida este lunes en Caracas.

García se refería a un comunicado del club Gaiteros, centro de la polémica, que aseguró "no tener ningún tipo de relación con la FVB", lo que –según la FIBA– "evidencia un total desconocimiento de las reglas del deporte nacional e internacional".

Sin embargo, el ente que regula la disciplina a nivel mundial amplió hasta el próximo jueves el plazo para que Gaiteros honre sus compromisos con los estadounidenses Robert Mckiver y Ryan McCoy, el dominicano Víctor Liz y el venezolano Peter Kvietek.

Según medios venezolanos, sólo la deuda con Liz asciende a 22.000 dólares. El plazo vencía originalmente el sábado pasado, pero gestiones de la liga profesional permitieron extenderlo.

"De no regularizar su situación, el club Gaiteros deberá ser suspendido de toda actividad deportiva de su liga", indicó la FIBA.

Esta situación también pondría en riesgo la competición de Venezuela en cualquier torneo internacional, como por ejemplo el próximo Campeonato Sudamericano, previsto para jugarse en 2016 en el país caribeño.

La Vinotinto logró su clasificación a Río 2016 el pasado 14 de septiembre, tras coronarse campeona del torneo FIBA Américas que se disputó en México, al vencer en la final a Argentina por 76 a 71, un día después de haber eliminado al gran favorito, Canadá, que contaba con nueve jugadores de la NBA.