Buscar en Infobae

Primera domingo 14 de febrero 2016

Meditará con la almohada: Arruabarrena se fue sin hablar luego de la reunión con Angelici y se presentará temprano en Casa Amarilla

Tras la caída 1-0 ante Atlético Tucumán en la mismísima 'Bombonera', la crisis de Boca se acentuó aún más y Arruabarrena parece tener las horas contadas. Luego de que en la semana le dieran una vida más después de perder la Supercopa, hubo reunión en el vestuario con el presidente y se fue sin hablar del estadio. Pese a esto, irá a la práctica y terminará de definir si sigue o dice adiós (por el momento, asegura sentirse fuerte)

domingo 14 de febrero 201621:24

Venía de cortar una sequía de tres años sin consagraciones, brindándole a Boca dos títulos (el torneo local y la Copa Argentina). Pero el crédito se le terminó en un abrir y cerrar de ojos. Pese a que el presidente Daniel Angelici le había brindado su respaldo ratificándolo en el cargo, y a que todo el Mundo Xeneize ya soñaba en grande con buscar revancha en la Copa Libertadores, todo parece indicar que Rodolfo Arruabarrena no llegaría siquiera al estreno del certamen continental.

¿Qué sucedió? La mini-crisis que se originó con una pretemporada para el olvido en la que perdió cuatro de los cinco amistosos que disputó (incluyendo los dos Superclásicos, con lo que ello significa), se acentuó perdiendo la primera prueba de fuego del año: la Supercopa Argentina (San Lorenzo lo humilló con un durísimo 4-0). Fue entonces cuando empezó poco a poco a perder la confianza del grupo y los directivos.

Si bien hubo una reunión posterior en la que se le comunicaron esas sensaciones, el Vasco logró transmitirles su confianza para que le dieran una vida más. La misma le llegó este domingo, presentándose en una colmada Bombonera frente al ascendido Atlético Tucumán.

Pero la respuesta no le llegó desde adentro y la caída por 1-0 parece ser la gota que rebalsó el vaso. Marchándose del campo de juego sin mediar palabra, al mismo tiempo en que Carlos Tevez pareció soltarle la mano cuando le preguntaron por la continuidad del entrenador, hubo reunión en el vestuario con el presidente.

Sin embargo, no se pudieron conocer las conclusiones del cónclave debido a que automáticamente se anunció la suspensión de la conferencia del DT y ambos se marcharon por una puerta trasera. En medio de todo este clima de incertidumbre, lo único que es un hecho es que Arruabarrena asegura sentirse aún con la fortaleza necesaria y que se presentará bien temprano en Casa Amarilla (si bien el entrenamiento comenzará a las 10, a las 8.30 habrá un desayuno obligatorio con todo el plantel junto).

Lo que allí suceda será determinante para el futuro de un Vasco que parece tener las horas contadas... Mientras tanto, la dirigencia mantendrá su reunión y también tomará decisiones.

Para colmo, Guillermo Barros Schelotto ya llegó al país tras su partida del Palermo...


Boca Atlético Tucumán 1583


Comentá