Otra vez, el fútbol de ascenso está de luto. Cerca del mediodía se confirmó el fallecimiento de un jugador de Muñiz, club de la Primera D. Se trata de Claudio Flores, una joven promesa de 16 años que había sido subido recientemente a la Primera División de la mano del entrenador Marcelo Laguilhon. Según el presidente de la institución, el chico falleció de un paro cardiorespiratorio.

"Había hecho una convulsión y justo llegaba un jugador de la división mayor con su auto. Lo llevaron al hospital regional de Hurlingham que está cerca. Llegó con vida, le toman los signos vitales. Según el informe de los médicos, desarrolló tres paros cardiorespiratorios, en dos lo reanimaron y en el último no pudieron hacer absolutamente nada. Al mediodía confirmaron el fallecimiento", contó Marcelo Markic en TyC Sports.

El presidente del club desmintió que haya sido un golpe de calor: "Ni siquiera había hecho la entrada en calor.Estaban esperando que se completara el grupo para armar la rutina de trabajo. No estaba entrando en calor ni nada, estaba sentado. Cuando se para se desplomó". Y agregó más detalles: "La sensación que dio fue que había sufrido una convulsión. Pero lo llevamos rápido y ni se esperó a llamar a una ambulancia. No pasaron ni tres minutos, y hasta el accionar de los profesionales fue perfecto. Pero no pudieron hacer nada.Lamentablemente, es una desgracia".

En sintonía con el presidente, uno de los referentes del plantel, Facundo Romero, se mostró totalmente consternado con lo sucedido: "No lo entendemos. Teníamos la fe de que todo iba a salir bien y que sólo era una descompostura. No lo podemos creer".