Shutterstock 162
Shutterstock 162

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) subió este viernes un 12,3% y cerró en USD 29,44 el barril, en un rebote en los valores no visto en casi siete años en un solo día y que fue atribuido a distintos factores que afectan al mercado.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del petróleo WTI para entrega en marzo, los de más próximo vencimiento, subieron 3,23 dólares respecto al cierre anterior.

A pesar del fuerte ascenso, el WTI, el crudo de referencia en Estados Unidos, acumuló una caída semanal del 4,7 por ciento. Asimismo, el ascenso es el mayor al cierre en un solo día desde el 19 de febrero de 2009, cuando el WTI trepó un 14% y se colocó en USD 39,48 el barril.

La suba, sin embargo, no le permitió al precio del crudo recuperar los 30 dólares el barril, una barrera psicológica que perdió el pasado 8 de febrero. El mínimo anual al cierre anotado hasta ahora se registró el jueves, a USD 26,21 el barril.

Los analistas atribuyeron a varios factores el repunte, incluida la depreciación del dólar en los mercados de divisas, lo que alivia la factura energética de los países que dependen de las importaciones de petróleo para cubrir sus necesidades.

También consideraron que hay razones técnicas para este rebote y dieron cuenta de señales que indican ligeros recortes en la producción, al margen de las cuotas de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que se mantienen sin cambios.

Pero el Departamento de Energía informó el miércoles de un nuevo descenso semanal en la producción y calcula que en marzo bajará en unos 100.000 barriles diarios la producción total de los seis principales yacimientos de crudo extraído de placas de esquisto.

El crudo sigue cerca del piso de precios de 2016, en USD 26,21 el barril

Por otra parte, la firma privada Baker Hugues anunció que el número de plataformas operando actualmente en Estados Unidos tuvo un descenso semanal de 28 unidades, hasta las 439.

Esa cantidad está lejos de las 1.056 plataformas petrolíferas que estaban operando el año pasado para estas fechas, y todavía más lejos de las 1.423 que había hace dos años, meses antes de que los precios del crudo comenzaran a caer drasticamente.

Los analistas también mencionaron la fuerte volatilidad que está imponiéndose en el mercado de futuros de petróleo, lo que genera fuertes vaivenes en los precios, y recordaron que Estados Unidos comienza un largo fin de semana porque el lunes es feriado.

En tanto, el barril de crudo Brent para entrega en abril cerró en el mercado de futuros de Londres en USD 33,36, un 11% más que al cierre de la sesión anterior. El crudo del Mar del Norte, de referencia en Europa, terminó la sesión en el International Exchange Futures (ICE) con un avance de 3,30 dólares respecto a la última negociación, cuando cerró en 30,06 dólares.