163
163

El pedido de independencia de Cataluña vuelve a traer conflictos en el fútbol de España, especialmente entre el Barcelona y el Real Madrid, cuyas aficiones tienen miradas completamente opuestas respecto a cómo debería resolverse el problema.

Los directivos del conjunto blanco no tienen ni la menor intención de que el Santiago Bernabéu sea la sede de la final de la Copa del Rey, ya que no desean que su estadio sea el centro de los silbidos y abucheos que desciendan de las gradas cuando se entone el himno nacional.

Como marca la tradición, el rey debe estar presente en el estadio, para luego entregar el trofeo al campeón, pero su presencia se ha convertido en el blanco de todas las críticas de los aficionados catalanes allí presentes.

Pitadas en la final de la Copa del Rey 2012

En esta nueva edición, los finalistas son el Barcelona y el Sevilla, y el propio club azulgrana propuso a la casa blanca como sede del partido definitorio, por motivos de capacidad.

Sin embargo, con el antecedente de la última final de la Copa del Rey, disputada en el Camp Nou en 2015, los silbidos ensordecedores provocaron que la Real Federacion Española de Fútbol analizara serios castigos para el Barcelona.

Pitadas en la final de la Copa del Rey 2012

Además, la última vez que la escuadra azulgrana disputó el partido definitorio en el Bernabéu, en los festejos los aficionados destrozaron los baños, las gradas e incluso incendiaron parte de las tribunas, por lo que desde 1997 se evitó que esto se repita.

El encuentro se disputará el sábado 21 de mayo, pero aún no se conoce el escenario, a pesar que el propio presidente de la Liga, Javier Tebas, confesó el día miércoles cuál es su deseo: "Ojalá la final de la Copa del Rey fuese en el Bernabéu".

LEA MÁS:

Otras de las opciones que se barajan son el Vicente Calderón, del Atlético Madrid, y el remodelado San Mamés, del Athletic de Bilbao.