163
163

El grupo terrorista libanés Hezbollah se enfrenta actualmente a uno de sus peores temores. Dos de sus soldados han sido capturados en Siria por milicias rebeldes vinculadas al grupo Frente al Nusra –rama local de Al Qaeda– y han decidido hablar con la prensa sobre los secretos del grupo chiita.

Durante una larga entrevista realizada por la periodista libanesa Carol Malouf, especializada en organizaciones islámicas, los dos combatientes –Hassan Nabih Taha y Mehdi Hani Shaib– revelaron los beneficios de formar parte de Hezbollah, el rol de la incitación ideológica hacia adentro de la milicia y el relato en torno a su participación en la guerra siria para defender al gobierno de Bashar al Assad.

Infobae ya publicó la traducción de un breve fragmento de 6 minutos y ahora publica la entrevista completa de 21 minutos.

"Nuestra forma de pensar está sobrecargada de doctrina", dijo uno de los soldados. "Lo que solíamos pensar era que estas personas querían la desaparición de los chiìtas y que querían ocupar tierras chiítas y sus santuarios", agregó.

 163
163

Luego justificaron su accionar en Siria como una "defensa sagrada", opinión que se ha visto afectada tras su cautiverio. "Esas personas (por Israel), vinieron a ocupar nuestra tierra, por lo que deberíamos luchar contra ellos. Sin embargo, podríamos haber luchado contra ellos en la frontera o incluso en frentes más allá de la frontera. Ahora la situación es muy diferente para mi, incluso después de las batallas de Alepo, Idlib y el resto de los lugares, me pregunto que tienen que ver esas regiones con la defensa del Líbano", dijo.

En otro fragmento de la entrevista, uno de los soldados reveló la imagen que Hezbollah ha forjado en sus cabezas sobre el enemigo que enfrentan. En el momento de la captura, "nuestro sentimiento era que íbamos a morir, muertos quemados, sacrificados o cortados en trozos. Es decir, esa era la imagen que estaba en nuestra mentes libanesas".

Censura

De acuerdo con la versión en inglés de la web de noticias Al Arabiya, que recogió la entrevista, tanto la periodista Malouf como el canal de televisión en el que trabaja están sufriendo la presión de las milicias de Hezbollah para evitar que el video salga a la luz.

Y no es para menos, Los milicanos, de 26 y 29 años de edad, revelaron con todo detalle las presiones que reciben para enrolarse. "La minoría chiita que no se afilia a Hezbollah no puede visitar sus pueblos de origen y es detestada por su entorno"