Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

Una semana después de que comenzaron a regir las nuevas tarifas para el consumo de luz, es decir el viernes 5 de enero, la demanda eléctrica creció en la Ciudad de Buenos Aires, en el conurbano bonaerense y en la localidad de La Plata.


Ni el temor a las subas pudo con las altas temperaturas. El consumo se elevó 18% hasta 8050,19 megavatios (MV), estableciendo una comparación entre la semana anterior y la semana posterior a la aplicación del aumento tarifario.


En todo el país, la demanda creció de 19.000 MW a 21.999 MW

La tendencia fue la misma en todo el país. La demanda general alcanzó los 21.000 MW, pese a que siete días antes no logró superar los 19.000 MW.


Con el nuevo esquema tarifario, un usuario que recibía subsidios y consume 182 kWh mensuales pagará este mes $150 pesos. Un aumento del 500% con respecto a enero. Quien reduzca 10% su consumo, deberá afrontar una suba de 388%. Quien reduzca su consumo en un 20% tendrá un recargo de 312%.


Según La Nación, esta situación es común para el 80% de los usuarios en el área metropolitana.