Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Economía martes 09 de febrero 2016

Los carniceros adelantaron que habrá más aumentos pese a los pedidos del Gobierno

El vicepresidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías de la Capital Federal, Alberto Williams, aseguró que la subas en las tarifas de la luz serán trasladadas al consumidor. Además replicó las críticas del Ejecutivo

martes 09 de febrero 201613:22
Crédito: NA
La carne, uno de los alimentos más consumidos en el país, va camino a transformarse en un producto para pocos debido al nivel de inflación. Desde diciembre hasta hoy, los incrementos en su valor no se han detenido, y a pesar del llamado a "no comprar" que hizo el Gobierno para tratar de frenar las subas, el panorama sigue siendo desalentador.

Con el aumento de energía anunciado por el Gobierno para el mes de febrero, la situación podría empeorar. Así lo manifestó el vicepresidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías de la Capital Federal, Alberto Williams, quien adelantó que trasladarán esos costos a las góndolas: "Acá todo lo que se pague de más va a ir al consumidor".

LEA MÁS:

Embed

Esta semana hubo un cruce de declaraciones entre funcionarios de Gobierno y representantes del mercado cárnico por los precios. El Ejecutivo cuestionó a los comerciantes por el valor al público del asado, al asegurar que no debería superar los 90 pesos, mientras que las entidades que representan a los carniceros aseguraron que ese precio "está muy lejos de la realidad".

La polémica, que fue protagonizada por el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, y el propio Williams, se originó luego de que se registrara otro fuerte incremento del precio de los cortes de carne más populares, como es el caso del asado, cuyo valor osciló entre 95 y 130 pesos en comercios de la ciudad de Buenos Aires y el Conurbano.

Buryaile señaló que el precio de la carne "ha bajado sustancialmente" y calculó que el asado "tendría que costar 90 pesos el kilo" en los comercios.
Hoy, en declaraciones a radio Vorterix, el comerciante explicó que ese precio puede corresponder a "la carne grande, el novillo pesado de 370, 400 kilos, que está bastante engrasado y tiene que estar entre 85 y 95 pesos". "Lo que pasa es que en Buenos Aires no se trabaja ese tipo de carne, se trabaja la carne chica, el ternero de 300 kilos el pie, que no tiene tanta grasa, es otro tipo de carne. Ese asado está en los 110 o 115 pesos", indicó Williams.

"Uno no puede hacer milagros. Nosotros no queremos vender caro, queremos que baje el precio en el mercado porque así vendemos más. Pero a medida que sigan viniendo gastos, la carne será más cara", concluyó.

Comentá