El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay volvió a dar muestras de avances hacia la disciplina fiscal Adrián Escandar 162
El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay volvió a dar muestras de avances hacia la disciplina fiscal Adrián Escandar 162

El ministro de Hacienda de la Nación, Alfonso Prat-Gay, defendió la estrategia del equipo que negocia con los holdouts y señaló que se está "intentando normalizar una situación que se heredó del gobierno anterior".


El funcionario sostuvo que "el costo de no haber hecho nada fueron 6.500 millones de dólares" y que tanto el mediador Daniel Pollack como el juez Thomas Grisa "se dieron cuenta de que no somos el equipo de Cristina"


En este marco, el funcionario también dijo que el gobierno de Macri hace "las cosas de manera trasparante" y destacó que "no se firmó ningún acuerdo de confidencialidad" con los llamados fondos buitres en la negociación de los bonos de la deuda.


"Hubieramos querido llegar a un acuerdo ayer pero no fue posible", admitió pero reconoció que la "larga charla con el mediador" Pollack que mantuvo y de la que incluso participó por teléfono el Presidente.


"Macri habló con Pollack desde Tucumán. Nos pareció que era favorable que el Presidente hablara con él. Ahí vimos que las posiciones más duras se fueron ablandando, y ellos vieron que venía en serio la mano y queríamos cerrar un acuerdo", ´señaló en declaraciones a Radio Mitre.


"Se llegó a un punto donde la estrategia de Cristina lo sacó de quicio al juez"

"El mediador explicó los pasos para que Argentina pueda reponer la cautelar. Nuestro camino va a ser ese, pidiéndole al juez Griesa que reponga la cautelar. Si el juez deja de penalizarnos como nos penalizó desde que Axel Kicillof y Cristina Kirchner se hicieron los valientes, entonces los que van a tener un gran problema van a ser ellos."


Prat-Gay ratificó que "las cosas no se resuelven a través de cadenas nacionales. Este es un fallo que Argentina perdió, y la administración de Cristina nunca lo quiso admitir" "Argentina eligió una jurisdicción, la misma que luego eligió Néstor Kirchner, y en eso se perdió el juicio en todas las instancias. Se llegó a un punto donde la estrategia de Cristina lo sacó de quicio al juez", enfatizó.