Buscar en Infobae

EEUU jueves 04 de febrero 2016

Hillary Clinton y Bernie Sanders se disputan los votos de New Hampshire en un debate

Es el primer encuentro entre los aspirantes demócratas a la Casa Blanca desde la primaria de Iowa en la que la ex secretaria de Estado de EEUU le ganó al senador por Vermont por apenas unos decimales

jueves 04 de febrero 201622:43
Edición nocturna del Noticiero Univision, conducido por Ilia Calderón y Enrique Acevedo
Edición nocturna del Noticiero Univision, conducido por Ilia Calderón y Enrique Acevedo
Edición nocturna del Noticiero Univision, conducido por Ilia Calderón y Enrique Acevedo Crédito: Univisión
Es la primera vez que los aspirantes del partido Demócrata a las elecciones presidenciales estadounidenses de noviembre, Hillary Clinton y Bernie Sanders, protagonizan un cara a cara en un escenario desde que ambos entraron en campaña.

En el encuentro celebrado en la Universidad de New Hampshire y difundido por MSNBC, ambos candidatos buscaron destacarse, con miras a las próximas primarias que tendrán lugar en el mismo estado de New Hampshire.


Duro cruce

En uno de los intercambios más intensos de la noche, Sanders, quien aseguró querer ver "grandes cambios en el Partido Demócrata", acusó a Clinton de "representar al establishment". "Yo represento al norteamericano común", vaticinó el senador, quien mencionó el dinero que la ex secretaria de Estado recibió del banco Goldman Sachs.

En respuesta a las duras críticas expresadas por Sanders, Clinton desmintió que su programa político fuera modelado por las fuentes de financiamiento de su campaña: "Nunca cambié mi punto de vista ni un voto a causa de una donación". "No hay nadie que haya recibido más ataques negativos que yo", señaló la demócrata.

sanders-clinton-1583-2.jpg

Medio Oriente


Otro punto clave del debate fue la situación en Irak y Siria, donde la puja entre las fuerzas de la coalición lideradas por los Estados Unidos y el grupo yihadista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) acapara todas las miradas en el escenario internacional.

En esa ocasión, ambos demócratas coincidieron en que Washington "no puede solo" y en la necesidad de apelar a una estrategia conjunta con países de la región en conflicto. "Creo que es importante haber entendido la lección de Irak. Los Estados Unidos no pueden ser la policía del mundo", expresó Sanders.

"Lo que quiere ISIS es que haya americanos en el terreno, y quienes tienen que pelear en el campo de batalla son los musulmanes", afirmó Clinton, quien expresó su desacuerdo con la intervención de tropas estadounidenses y abogó por recurrir a las fuerzas especiales.

sanders-clinton-1583-1.jpg

Educación y salud


En los primeros minutos del debate televisivo, la ex secretaria de Estado de los EEUU afirmó que "sería un gran error empezar de nuevo con un sistema de salud". "Quiero continuar con el progreso que se logró. Hoy 18 millones de personas tienen seguro", destacó Clinton. Respecto del sistema educativo, la demócrata comentó: "No creo que el colegio deba ser gratuito, sí para quienes lo necesitan, no para los hijos de Donald Trump, que no lo necesitan".

Por su lado, el socialista Bernie Sanders defendió la gratuidad de ambos sistemas, de salud y de educación, y eligió destacar las metas todavía por lograr. "Hoy tenemos 29 millones de personas que no tienen seguro de salud", denunció. En ese mismo sentido, el senador por Vermont señaló: "Estamos en 2016, la educación pública no puede ser sólo hasta los 18 años, debe incluir también la universidad".

hillary clinton 1920

La pena de muerte

Sanders expresó su completo desacuerdo con la pena capital, ya que "demasiada gente fue ejecutada y no era culpable", según argumentó, y no cree que el Gobierno deba matar.

A diferencia de Sanders, la ex secretaria de Estado reiteró su apoyo a la pena de muerte, aunque acotó que el Tribunal Supremo debe exigir garantías a los estados para que se respeten los derechos de los presos. Clinton defendió, además, el recurso a la pena capital en casos de terrorismo.

LEA MÁS:

Embed

Despedida


En los últimos minutos de un intenso debate de dos horas, Bernie Sanders se comprometió a una reforma migratoria "para las millones de personas que viven en las sombras", así también como una reforma en los fondos de campaña y "trabajar para las familias”.

Al despedirse, Hillary Clinton no prometió reformas concretas, pero apeló a "los americanos a votar con la cabeza y el corazón". "Yo me muevo con el corazón desde que soy joven, pero vamos a utilizar nuestras cabezas para resolver los problemas", señaló la ex secretaria de Estado, quien dijo además que en caso de ser nominada por el Partido Demócrata, su primera llamada sería "para hablar con el senador Sanders".

Sanders no se pronunció sobre si estaría dispuesto a pedir a Clinton que sea su vicepresidente, aunque agregó: "Yo respeto a la senadora y espero que sea recíproco. Sé que aún en nuestros peores días somos mejores que cualquiera de los candidatos republicanos".

Comentarios