163
163

El video inédito que se difundió este jueves fue grabado con el smartphone de un rebelde libio presuntamente llamado Ayman Almani. La escena muestra los momentos previos al asesinato del ex dictador Muammar Khadafi el 20 de octubre de 2011.

"Se lo merecía", declaró el supuesto autor del video al periodista Gabriel Gatehouse, de la cadena británica BBC. "El islam nos enseña a no maltratar a un prisionero, no guardarle rencor. Pero la gente se dejó llevar en estampida y nadie pudo detenerlos", explica Almani.

Las brutales imágenes del video muestran al ex dictador de Libia, que estuvo en el poder desde 1969 hasta el día de su muerte, con el rostro completamente ensangrentado y pidiendo clemencia a sus captores.

Sobre el capó de una camioneta, Khadafi es exhibido como un trofeo de guerra por un rincón de Sirte, al tiempo que un hombre detrás de él le apunta la cabeza con una pistola. Alrededor hay una multitud de combatientes rebeldes que celebran la captura.

LEA MÁS:

Sirte, ciudad natal y bastión de Khadafi durante cuatro décadas, actualmente es un nido del grupo terrorista Estado Islámico (ISIS). Desde junio de 2015, la bandera negra de ISIS ondea sobre los edificios públicos de esta ciudad portuaria, en la que los yihadistas cortan manos y cabezas en público.

Esta localidad era la consentida de Khadafi pero después de su caída en 2011 pasó a ser una ciudad paria. El dictador libio se había refugiado en ella antes de morir y los habitantes lo protegieron antes de su captura. Quedó devastada por los combates entre sus partidarios y las milicias rebeldes.

Pese a la destrucción, los habitantes de Sirte prefirieron vivir entre ruinas que irse. Las nuevas autoridades libias nunca se preocuparon por reconstruirla, lo que le ha valido el nombre de "ciudad olvidada"; una sensación de abandono que propició el asentamiento de islamistas radicales.

El ISIS ha transformado esta ciudad en una base de entrenamiento de yihadistas libios y extranjeros. Los europeos temen que con su puerto y aeropuerto se convierta en una plataforma para ataques en su territorio.