Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Crisis de la Deuda miércoles 03 de febrero 2016

Funcionarios argentinos siguieron negociando con los acreedores en Nueva York

El secretario argentino de Finanzas, Luis Caputo, acudió otra vez a oficinas del mediador judicial Daniel Pollack en Manhattan. Fue la tercera jornada seguida de contactos con los holdouts

miércoles 03 de febrero 201613:59
Crédito: Reuters

Este miércoles fue el tercer día de negociaciones en Nueva York con los fondos especulativos para buscar una solución al multimillonario litigio por su deuda en default.

El secretario argentino de Finanzas, Luis Caputo, llegó a media mañana a las oficinas del mediador judicial Daniel Pollack, en el edificio situado en el centro de Manhattan, según constató la AFP. "Voy a reunirme con el Special Master (Pollack) y 'holdouts'", dijo Caputo en breves declaraciones a la prensa sin dar mayores detalles.

Por su lado, Pollack aseguró que se está "tratando de avanzar cada día", y evitó hacer comparaciones respecto de las posiciones de cada parte desde el lunes, cuando arrancaron las discusiones: "Vamos a ver", afirmó con cautela.

El gobierno argentino busca llegar a un acuerdo para pagar a los fondos especulativos NML Capital y Aurelius, que obtuvieron en 2012 una sentencia del juez federal de Nueva York, Thomas Griesa, para cobrar capital e intereses por deuda por un monto que asciende a 1.750 millones de dólares a día de hoy.

En las negociaciones también participaron, por separado, otros querellantes tenedores de bonos impagos llamados "me too" (yo también), que se sumaron a la litigio partir de mediados de 2014 llevando el monto total a entre 9.000 y 10.000 millones de dólares.

Luis Caputo, que encabeza la misión enviada por el gobierno del presidente Mauricio Macri, indicó el martes que Argentina podría dar a conocer una propuesta formal este miércoles o el jueves.

Acuerdo con bonistas italianos

El ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, indicó que se llegó a un "preacuerdo con 50.000 bonistas italianos" por títulos en default desde 2001 por 900 millones de dólares, para pagarles al contado el 150% del importe original del capital" lo que significa un monto de 1.350 millones de dólares.

Los bonistas italianos demandaban USD 2.500 millones en capital e intereses punitorios en el CIADI, el tribunal de diferendos del Banco Mundial.

Estos bonistas son un grupo de acreedores que, como los fondos especulativos en Estados Unidos, habían rechazado ingresar a los canjes de deuda de 2005 y 2010 de Argentina, a los cuales adhirieron el 93% de los acreedores aceptando un reembolso parcial con importantes quitas.

El precedente gobierno de Cristina Kirchner (2007-2015) había rechazado el fallo de Griesa, quien en julio de 2014 congeló un pago de USD 539 millones en Nueva York a los bonistas que habían adherido a los canjes, provocando un default parcial de Argentina.

En cambio, la administración de Macri cree que un acuerdo con los fondos especulativos le permitirá al país regresar al mercado de financiación internacional y lograr inversiones de capitales extranjeros.

Comentá