163
163

Las imágenes, marcadas por el logo oficial de ISIS Wilayat Tarabulus (provincia de Trípoli) en la que se encuentra Sirte, están subtituladas con las palabras "la ejecución de espías en la ciudad de Sirte" y muestran el asesinato de los tres espías acusados.

Dos de ellos aparecen tirados sin vida en el suelo, mientras otro hombre ensangrentado se ve atado con cuerdas a una estructura de madera, con la palabra "espía" pegada a su abdomen.

El yihadista en silla de ruedas está sentado junto a uno de los acusados, que se arrodilla ante él.

 163
163

Sin embargo, no se observa a terroristas llevando a cabo la crucifixión y no está claro si el hombre de la silla de ruedas está realmente incapacitado, lo que se halla en línea con lo que usualmente hace ISIS en sus actos de propaganda para causar alto impacto

El Estado Islámico no identifica a los tres hombres en las imágenes.

La organización yihadista publicó las imágenes de lo que parece ser un intento por consolidar su control sobre la antigua ciudad natal del líder libio Muammar Gaddafi, derrocado en medio de una serie de ataques contra el grupo islamista radical, según publica la revista Newsweek.

 163
163

"Es muy probable que esto se encuentre vinculado a la serie de ataques contra ISIS que vimos durante la semana pasada, y por ello ISIS está tomando represalias y utilizando tácticas de miedo", afirma Michael Horowitz, analista de la consultora de riesgo The Levantine Group, con sede en Tel Aviv, y agregó que el hombre incapacitado pudo haber sido víctima de un ataque contra ISIS.

Una serie de de reportes afirman que el grupo islamista radical ha sufrido una serie de asesinatos por parte de hombres armados no identificados en la ciudad, entre ellos, el comandante de ISIS Abdullah Hamad al Ansari el 23 de enero pasado, aunque basados en informes no confirmados de las redes sociales que surgieron desde la ciudad.

LEA MÁS:

Se estima que en la actualidad el Estado Islámico cuenta con alrededor de 3.000 combatientes en Sirte, quienes están capitalizando los cinco años de inestabilidad en Libia luego de que la OTAN sacara del poder a Gaddafi a finales de agosto de 2011. Y además están implementando en la población de la ciudad costera la misma estrategia del miedo que ya ha tenido éxito en la ciudad siria de Raqqa y en la iraquí de Mosul.