Los 36 años con los que cuenta Iván Alonso pusieron en el foco de debate el interés de River, encabezado por Marcelo Gallardo. El técnico, que lo conoce de su paso por Nacional de Uruguay, no dudó e insistió junto con Enzo Francescoli para que el documento no sea un impedimento para el arribo de este errante delantero.


Tras la nacionalización de Rodrigo Mora, el cupo extranjero que ocupaba quedó en libertad y el atacante cruzó el charco para realizar los chequeos médicos correspondientes antes de firmar su vínculo con la entidad de Núñez. El goleador, que llega en condición de libre, será jugador de River por los próximos 18 meses y en las próximas horas hará oficial esa unión.


Luego de anotar 55 goles en 88 partidos con Nacional en los últimos dos años y medio (promedio 0.62 gol por partido), competirá en el puesto con el propio Mora, Lucas Alario y Sebastián Driussi. Eso sí, no podrá estar en el debut de la Copa Libertadores porque debe una fecha de su paso por el fútbol charrúa (debía dos y se redujo la pena por la amnistía regional que encabezó la Conmebol).


La de River será la séptima camiseta que utilizará Alonso en su carrera, luego de ponerse las de River de Montevideo, Alavés, Murcia, Espanyol, Nacional y Toluca, club en el que estuvo cerca del retiro profesional a raíz de problemas cardiológicos que lo pusieron en medio de una polémica.