AFP 163
AFP 163

Investigadores estadounidenses pidieron a la Organización Mundial de la Salud (OMS) el miércoles que tome medidas rápidamente contra el virus de zika, que ha sido vinculado a daños cerebrales en miles de bebés en Brasil y se está extendiendo rápidamente por Latinoamérica y el Caribe.

Expertos de la Universidad de Georgetown instaron a la directora general de la OMS, Margaret Chan, a que preste atención a las lecciones del ébola y actúe con rapidez para combatir la enfermedad, transmitida por mosquitos.

En concreto, se le pidió a la agencia sanitaria de la ONU que convoque a una reunión de emergencia de expertos en salud y enfermedades infecciosas para que analicen cómo responder al brote. La sola convocatoria de la reunión serviría para centrar la atención en la financiación y la investigación, indicó un artículo publicado el miércoles por Journal of the American Medical Association.

LEA MÁS:


El virus de zika se ha relacionado con un tipo de daño cerebral en miles de bebés en Brasil. No existe una vacuna o tratamiento para el zika -primo cercano del dengue y el chikungunya-, que causa fiebre leve, sarpullido y enrojecimiento de los ojos.

Se estima que el 80% de las personas infectadas no presentan síntomas, por lo que es difícil que las mujeres embarazadas sepan si se han infectado.

Hasta hace poco, el virus se consideraba una enfermedad leve, pero la preocupación creció tras el reciente descubrimiento de un posible vínculo con defectos congénitos en algunos países afectados y también con el síndrome Guillain-Barré, una enfermedad rara pero grave que puede causar parálisis.

El martes, funcionarios de Salud de Estados Unidos emitieron guías preliminares para asesorar a los profesionales médicos del país que deban atender a bebés nacidos de madres que durante el embarazo viajaron o vivieron en zonas de posible transmisión del virus de zika.