AP 163
AP 163

Toyota logró nuevamente posicionarse como la automotriz con más ventas en el mundo por cuarto año consecutivo y superando, al igual que en 2014, los 10 millones de vehículos.

A pesar que Volkswagen se posicionó al frente en el primer semestre de 2015, la empresa japonesa mantuvo su hegemonía global, ayudado también por el escándalo de los motores alterados y la desaceleración de la economía china, su principal mercado.

 Reuters 163
Reuters 163

Toyota, que había superado en 2014 por primera vez en su historia la barrera de los 10 millones en el conjunto de sus marcas (Toyota, Lexus, Daihatsu, Hino, entre otras), se mantiene pese a un retroceso de sus ventas del 0,8%.

El fabricante japonés registró dificultades especialmente en su país con una merma del 6,5%, en un contexto de débil recuperación de la tercera economía mundial. De todas formas, logró colocar sus ventas en 10,15 millones.

Por su parte, la automotriz alemana que reagrupa doce marcas, entre ellas Audi, Skoda, Porsche, Scania, registró un total de ventas de 9,93 millones de unidades.

LEA MÁS:

Mientras que la estadounidense General Motors (GM), la cual se mantuvo por 70 años al frente del mercado antes de ceder el liderazgo a Toyota, quedó tercero con 9,8 millones de unidades vendidas.

Toyota conquistó en 2008, al inicio de la crisis financiera internacional, el primer puesto mundial, monopolizado hasta entonces por GM. Desde entonces, conserva el título, salvo el año 2011, cuando un potente sismo y un tsunami devastaron el noreste de Japón.