162
162

No hubo pistas certeras hasta agosto del año pasado. A principio de ese mes, un ciudadano alertó a un par de gendarmes apostados en la Triple Frontera, telefoneó al ministerio de Seguridad bonaerense y se comunicó luego con la Fiscalía de Delitos Complejos de Mercedes, donde se investigó el Triple Crimen de General Rodríguez y se pidió la detención de Ibar Esteban Pérez Corradi.


El testigo aseguró tener información precisa sobre el paradero del prófugo –sindicado como autor intelectual de los asesinatos de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina- luego de mirar detenidamente su foto en el informe del programa "Periodismo Para Todos" en el que Martín Lanatta rompió el silencio y vinculó a Aníbal Fernández con el tráfico de efedrina.


El fiscal Juan Ignacio Bidone envió a un grupo de gendarmes a tomarle testimonio. El individuo aportó datos y tres direcciones del prófugo –con quien, según el testigo, se había cruzado en varias oportunidades- en Paraguay, en la frontera con la Argentina y Brasil. Los investigadores pidieron enviar a la Gendarmería a sondear la zona, pero la cúpula de la fuerza, en ese entonces a cargo de Enrique Zach, alegó que no podía hacerlo, según reconstruyeron ante Infobae fuentes judiciales y policiales.