Reuters 163
Reuters 163

La bolsa de Tokio cerró la sesión de este viernes con una ganancia de 5,88%, animada por un repunte de los precios del petróleo, una caída del yen y las declaraciones del presidente del Banco Central Europeo (BCE).

El índice de referencia Nikkei 225 de la Bolsa de Tokio subió 5,88 por ciento, o 941.27 puntos, a 16,958.53 unidades, después de terminar en rojo 11 de las 13 últimas sesiones. En el conjunto de la semana, el selectivo se dejó un 1,10%.

Por su parte el Topix, el segundo indicador que reúne todas las acciones de primera sección, también ganó 5,59 por ciento, o 72,70 puntos, a 1,374.19.

LEA MÁS:

Las declaraciones en la víspera del presidente del BCE, Mario Draghi, a favor de inyectar más dinero en el mercado, afectado por el desplome en el precio del petróleo y las dudas sobre las perspectivas económicas de China, rompieron la mala racha en Tokio, que ayer retrocedió un 2,43 por ciento.

Por otro lado, el repunte ayer en el precio de los barriles de referencia en Europa y Estados Unidos de más de un 4 por ciento afectó positivamente.