Reuters 163
Reuters 163

Brasil perdió 1,5 millones de puestos de trabajo formales en 2015, el peor resultado en los últimos 24 años, cuando comenzó la serie histórica de esta estadística, informó hoy el Ministerio de Trabajo.

Tan sólo en diciembre fueron eliminados 596.208 empleos
, de acuerdo con el Archivo General de Empleados y Desempleados (CAGED, por su sigla en portugués).

El ministro de Trabajo de Brasil, Miguel Rossetto, reconoció que 2015 "fue un año difícil", pero precisó que, a pesar de los malos datos, Brasil "no destruyó las conquistas" logradas en los últimos años.

 163
163

"Continuamos con un mercado (de empleo) formal elevado en el país, a pesar de que los números del año pasado no son positivos", recalcó Rossetto a periodistas.

Los datos de empleo divulgados este jueves evidencian la fragilidad del mercado laboral brasileño debido a la aguda crisis económica que atraviesa el país, que cerró 2015 con una contracción del producto interior bruto (PIB) de alrededor del 3,70%, según las previsiones de los analistas.

De acuerdo con el Gobierno, el clima de incertidumbre por la inestabilidad política y económica de Brasil y la crisis internacional también han debilitado las cifras de empleo.

La caída de los empleos formales en 2015 estuvo motivada, principalmente, por la retracción de los puestos de trabajo en el sector industrial (-608.878), seguido el de la construcción civil (-416.959), el de servicios (-276.054) y el del comercio (-218.650).

LEA MÁS:

El sector agrícola, por su parte, fue el único que registró un crecimiento de los puestos de trabajo formales, con un incremento de 9.821 empleos, lo que supone una variación positiva del 0,63 por ciento.

Por estados, San Pablo fue el que más perdió empleos, seguido de Minas Gerais y Río de Janeiro, todos ellos en la región sureste, la más rica y poblada del país.

Brasil venía reduciendo los índices de desempleo a sus mínimos históricos pese a la crisis internacional, pero el mercado comenzó a perder fuerza en 2015 y la tasa de personas sin trabajo llegó al 9% de la población activa en el trimestre agosto-octubre del año pasado.