Buscar en Infobae

Política domingo 17 de enero 2016

Brasil expresó su "consternación" por la masacre del Estado Islámico en Siria

El gobierno de Dilma Rousseff condenó los atentados de ISIS en la ciudad de Deir Ezzor, donde asesinó a cientos de soldados y civiles, y tomó como rehenes a más de 400

domingo 17 de enero 201618:26
El gobierno de Dilma Rousseff condenó los ataques perpetrados por el Estado Islámico en la ciudad siria de Deir Ezzor
El gobierno de Dilma Rousseff condenó los ataques perpetrados por el Estado Islámico en la ciudad siria de Deir Ezzor Crédito: Reuters

El gobierno de Brasil expresó este domingo su "profunda consternación" por el ataque perpetrado por el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) en la ciudad siria de Deir Ezzor, ubicada al este del país, donde los yihadistas tomaron como rehenes a 400 civiles, entre ellos mujeres y niños, y mataron a cientos de soldados y civiles.

"El Gobierno brasileño condena, de la manera más contundente, todo acto de terrorismo, intolerancia religiosa o uso de violencia indiscriminada, practicadas bajo cualquier pretexto, contra poblaciones civiles", señaló el gobierno de la presidente Dilma Rousseff por medio de un comunicado difundido por el ministerio de Relaciones Exteriores.

Deir Ezor Siria 1920

En el texto, el Ejecutivo también envió sus condolencias a las familias de las víctimas y a todo el pueblo sirio que día a día sufre los embates del grupo terrorista y de la guerra que mantiene el régimen de Bashar al Assad con los rebeldes, consigna EFE.

En el comunicado, las autoridades brasileñas reiteraron su apoyo a las iniciativas de paz que se plantearon en el marco de la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU.

"Brasil defiende que la paz en Siria debe ser alcanzada por medio del diálogo y de la reconciliación nacional entre los grupos y sectores reconocidos como idóneos por la comunidad internacional, lo que excluye a grupos terroristas", indicó el Gobierno.

LEA MÁS:

Embed

La escalada de la ofensiva de ISIS comenzó este sábado cuando ocho de sus miembros atacaron con armas de fuego el hotel Al Furat, donde se alojaban miembros de las fuerzas gubernamentales sirias, según la radio Al Bayan.

Este ataque fue el inicio de una amplia ofensiva que permitió al Estado Islámico controlar la importante población de Al Baguiliya, a ocho kilómetros al norte de Deir Ezzor, así como distintas zonas periféricas de esta ciudad.

Comentarios