163
163

Los mercados bursátiles de los países del Golfo registraron fuertes pérdidas, después de la entrada en vigor del levantamiento de las sanciones contra Irán, un importante productor de hidrocarburos.

El petróleo supone cerca del 80% de los ingresos de los países del Golfo y su precio ha bajado cerca de 20% este año, situándose por debajo de 30 dólares, tras haber sufrido ya una bajada de 65% en los dos últimos años.

En la apertura, la bolsa de Arabia Saudita perdió 5,5% y caía 6,5% en los primeros intercambios.

El índice Dubai Financial Market perdía 5,6% en el ecuador de la jornada, situándose bajo el nivel de 2.700 puntos, mientras que el Qatar Exchange, segundo mayor mercado regional después de la bolsa de Arabia Saudita, se situaba con pérdidas del 5%, tras haber caído 6% durante la sesión.

 163
163

La caída de los precios del crudo ante la perspectiva del retorno al mercado de Irán también golpeó a los mercados de Abu Dabi y de Kuwait, que bajaron 4,5% y 2,4% respectivamente.

Todos los mercados del Golfo terminaron 2015 con grandes caídas, arrastrados por la bolsa de Arabia Saudita, que sufrió el derrumbe de la cotización del crudo.

Expertos radicados en Emiratos Árabes atribuyen el desplome bursátil a las masivas ventas que llevan a cabo los inversionistas en la zona tras situarse el precio del petróleo por debajo de los 30 dólares.

Los gobiernos del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), integrado por Arabia Saudita, Emiratos Árabes, Kuwait, Baréin, Catar y Omán, países que albergan el 30% de las reservas de petróleo del mundo, dependen de los ingresos energéticos para mantener a flote sus presupuestos.

LEA MÁS:

El Índice 200 GCC Bloomberg, que hace un seguimiento de las 200 de las mayores empresas del Golfo, ha caído asimismo un 4,7% y se ha situado en el nivel más bajo desde marzo de 2011.

El precio del barril de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), de la que son miembros Kuwait, Catar, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, se situó el pasado jueves en 25 dólares.

Además, el acuerdo firmado por Irán y las grandes potencias, que entró en vigor el sábado, levanta las sanciones a la República Islámica y le permite exportar su crudo a otros países en un mercado saturado.