Twitter 162
Twitter 162

En medio de una temporada turística floja, arrancó el recambio de enero con fuertes demoras e intenso tránsito por la ruta 2, camino a la Costa Atlántica. Entre las 8 y 9 de la mañana, por la la principal vía de circulación hacia los balnearios de la Provincia de Buenos Aires transitaban unos 2.200 autos a la altura del peaje de Samborombón.

Las demoras en la ruta 2 arrancaban en la autopista Buenos Aires - La Plata. A través de las redes sociales, los turistas se quejaban desde la altura de Quilmes por el tránsito a paso de hombre en varios tramos.

Los inconvenientes se extienden hasta la zona de Gándara, Chascomús, y aún más adelante, en el kilómetro 150 en la localidad de Lezama. Como es habitual, el tránsito empieza a descomprimirse en Dolores. En la zona de la rotonda de General Conesa (intersección de las rutas 11 y 56), el flujo vehicular vuelve a complicarse.

Vialidad recomienda desviarse desde Pinamar y Villa Gesell por la ruta 74 (alternativa a la 56) que sale a la altura de la localidad de Las Armas a la ruta 2. En el sentido a Capital Federal la circulación era normal.

El intenso tránsito es una buena señal para los hoteleros, operadores turísticos y comerciantes de la Costa Atlántica, quienes se manifestaron preocupados por la caída de visitantes a los destinos turísticos en la primera quincena y su consecuente baja reducción de las ventas y reservas.

El alto flujo vehicular también se registró en el túnel subfluvial que une a Santa Fe y Entre Ríos y los pasos fronterizos de Mendoza y Neuquén en la cordillera.

En la vía camino a Paraná, el tránsito aumentó dado que se trata de un cruce vital para quienes eligen viajar a Brasil, las termas entrerrianas o visitar alguna ciudad del Litoral. El jefe del Puesto Caminero Túnel, comisario Martín Marianodio, indicó que "por el recambio se está viendo mayor cantidad de vehículos, pasan unos 3.000 autos más por día, lo que hace un promedio diario de 8.000 autos".