Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Sociedad sábado 16 de enero 2016

Daniel Aráoz: "Creo que este es un momento de mucha autocrítica"

Tatiana Schapiro

Por: Tatiana Schapiro

"Tengo discusiones pendientes con el kirchnerismo", dice el prestigioso actor, que cuenta haber formado parte de la "mesa chica". En esta charla con Infobae habla de actualidad y del desafío actoral que representó el thriller "8 Tiros", su nueva película

sábado 16 de enero 201600:00
Crédito:

—¿Es comparable la militancia de la época de tu adolescencia con la actual?

— Nada es comparable. Todo cambia. Todo el tiempo hay transformaciones. Uno se va transformando. Pero sí lo que sigue existiendo en mí es ese mismo espíritu de memoria, de justicia, de verdad. Eso creo que no hay que perderlo porque cuando uno pierde eso o privilegia otras cosas comienza a perderse; no termina siendo real lo que uno hace. Hoy tenemos consciencia de la política y eso es un gran avance porque la política la hacemos entre todos, no es algo que solamente hacen los políticos. Lógicamente los políticos representan los ideales del pueblo y lo que el pueblo decide, el camino que decide seguir. Pero también creo en el intercambio de ideas, el diálogo constante, el estar concentrado en la transformación constante que vivimos nosotros y que vive el mundo; lo mejor de la política que es el diálogo y el consenso. Quizás allí uno pueda luchar, como decía Deleuze, tratar de liberar la vida allí donde está cautiva o intentarlo en un incierto combate. La política en definitiva para mí es luchar por el otro. Luchar por el amor. Luchar por la igualdad. Luchar por la justicia.

"En este momento prefiero hablar de política en mi casa"

— Alguna vez dijiste: "Soy de los que creen que el artista debe tener participación política". ¿Fue muy importante ese rol en tu vida?

— Sí. Es importante que uno diga lo que piensa humildemente. Después, en este momento que estoy pasando en mi vida prefiero hablar de política en mi casa. Creo que es un momento de mucha autocrítica y de diálogo y también de discusión en el buen sentido. Todos tenemos derecho a expresar lo que pensamos y lo que sentimos. La libertad de expresión.

Manifestarte, ¿te trajo problemas en algún momento?

— Muchos problemas en diferentes épocas de mi vida. Inclusive épocas recientes también. Pero ahí está la fuerza de uno y el respetarse uno mismo. Sí, sin lugar a dudas el barro político y la política son fuertes. Hay muchas personas a las que a veces les molesta lo que uno dice y te castigan, y esos castigos generalmente tienen que ver con lo económico. Te puede atravesar y afectar en muchos sentidos.

— Vos te acercaste al kirchnerismo a partir de su política de derechos humanos...

— No, no, yo estuve en la mesa chiquita del kirchnerismo. Fui uno de los compañeros que, antes de que asumiera Néstor Kirchner, propusimos estos temas para la política argentina. Por supuesto desde el espíritu del peronismo. Así que estuve ahí desde el principio, y también tengo muchas discusiones pendientes.

— ¿Con el kirchnerismo?

— Sí, sí, sí. Así que bueno...

— ¿O sea que podés ver cosas buenas y cosas malas?

— Por supuesto, lógicamente. Además el poder de autocrítica es lo que te hace pensar. Lo que te hace ser mejor cada día.

— ¿Qué te generó la desvinculación de Víctor Hugo Morales de Continental esta semana?

— Ahí hay una discusión profunda que tiene que ver con la libre expresión. Hay que generar no solamente dos voces sino aún más, que no se hizo; generar una multiplicidad de voces, poder escuchar a cada uno qué le pasa, qué siente, qué opina y no centrar. Pero bueno, por lo menos ahora estaba centrado en 2 voces. No creo que eso se pueda apagar. A mí me gustaría encontrarme con él para comentarle algunas cosas. Es alguien a quien aprecio. Trataré de acompañarlo y le mando un beso como todos los compañeros. Como tantos de ellos me acompañaron a mí.

"Extraño la fortaleza de Néstor. Sus 4 años son el mejor recuerdo del kirchnerismo, pero eso fue hace un tiempo"

— ¿Creés que a partir del cambio de gobierno va a continuar el apoyo a las ficciones, al cine, los concursos y al INCAA?

— Hay un tiempo, muchos dicen que son 100 días; hay que dejar que ellos expresen con toda su fuerza cuál es su ideología y qué país pretenden. El día 101 empezaremos a dar nuestra opinión. Ahora, creo que es un momento de trabajar internamente, fortalecernos políticamente, discutir y de autocrítica.

— ¿Lo extrañas a Néstor Kirchner?

— Sí. Extraño la fortaleza de Néstor. Néstor fue una persona y un político que fue a fondo, a fondo, a fondo. Tenía una personalidad muy fuerte y hoy sí, yo lo extraño. Fue muy lindo todo lo que vivimos en esos 4 años. Esos 4 años para mí son el mejor recuerdo del kirchnerismo, pero ya pasaron 12, eso fue hace un tiempo.

— ¿La imaginás a Cristina como líder de la oposición o te parece que vamos a ir más al peronismo?

— Yo no trabajo de político, no soy ni senador, ni diputado. Hay que aprender eso también de la militancia. Yo trabajo en la resistencia y voy a estar siempre en la resistencia. Yo soy alguien más que humildemente opina. Creo en la resistencia, creo en la autocrítica y estoy esperando eso.

Daniel Araoz presenta "8 Tiros" su nueva película

— Primer fin de semana de 8 tiros ¿Cómo lo vivís?

— Trabajamos mucho para esta película y bueno, estoy contento de que la película llegue al cine. Que finalmente es para lo que uno trabaja. Y espero que la gente vea que esta película tiene también algo de Tarantino –ya que estamos compitiendo con él-, que tiene algunos guiños de ese cine.

"Esta película tiene algo de Tarantino, tiene todos los guiños de ese cine"

— ¿Cuándo filmaron?

— Esta película se terminó a finales del 2013 o principios del 2014. Llega a los cines ahora y estamos con mucha expectativa. Tiene todos los condimentos que nosotros creíamos necesarios para generar una película de acción, un thriller, un thriller psicológico. Tiene pincelazos de cine negro. Es un poco ese cine de género. Y claro, bueno, sin lugar a dudas esos condimentos que tiene la película están en la realidad también.

—¿Disfrutaste el proceso de filmación?

— Sí, fue un gran desafío para mí, ya estoy extrañando la comicidad. Vengo trabajando en este cambio de registro actoral y arrancamos diciendo "si en la primera toma la gente se ríe la película ya no la podemos retomar más". Era un desafío por eso, mucha gente me tiene relacionado con la comicidad y es un trabajo que amo y que hago hace muchos años pero acá hay un desafío diferente. Espero que les guste y que lo disfruten como desafío de trabajo actoral. Esta primera semana es importante que el público nos acompañe y la segunda semana que pueda resistir la competencia para que le vaya bien y le vaya bien al cine nacional. Apoyemos el cine nacional, por favor.

— Es fundamental para el cine argentino el primer fin de semana.

— Sí, por favor, hay que apoyar el cine argentino y en esta película, están los popes de la industria. Así que es una manera de ver si nosotros podemos afrontar la acción como vemos hoy tantos productos, en Breaking bad y tantas películas.

"El teatro es la madre del actor y el cine es el padre"

— Mencionaste el desafio de alejarte del humor, ¿qué cuesta más como actor?

— Son diferentes energías. Yo creo que el actor trabaja una determinada energía y luego la tiene que dejar. Esa energía no tiene que ver con tu vida, yo no creo que el actor todo lo relacione o todo se tiene que relacionar con su vida. Trabajamos ficciones, historias, cuentos y cosas.

—¿Dónde se dejan o qué pasa con los personajes cuando termina un proyecto? ¿Se los extraña?

—No, porque seguramente ya viene otro proyecto. Entonces tenés que cambiar determinadas cosas y empezar a trabajar en otra cosa. Sí quedan en el celuloide. Quedan ahí y esa es la experiencia. Pero ya te digo, uno tiene que dejar eso que no tiene que ver con su vida, es un trabajo, es nuestro oficio.

— ¿Qué preferís: cine, teatro o televisión?

—El teatro es la madre del actor y el cine es el padre. El cine es una materia pendiente porque después de 30 años de profesión no tengo muchas películas hechas, entonces es mi materia pendiente. Estoy muy entusiasmado con hacer cine y espero estar filmando pronto. También me da mucha felicidad el teatro. El teatro es inigualable porque lo vivís ahí con el público. Hay una energía increíble.

— ¿Es el más difícil el teatro?

— Sí, porque la devolución de lo que hacés es instantánea. Si estás en una comedia y no hacés reír, te encontrás de pronto con que no estás cumpliendo el objetivo. Lo sentís todo el tiempo, es una relación entre el público y el artista, el actor, que está ahí.

— ¿La tele es la que más plata deja?

— Sí. Yo creo que hay que invertir mucho en la ficción televisiva porque es el futuro, el futuro de la industria son los contenidos. Estamos viendo el resultado de las miniseries que andan muy bien en todo el mundo. Las películas también. Algunas telenovelas que también funcionan muy bien. Tenemos que abocarnos a hacer ese trabajo fuerte para poder ayudar a la industria y al país y crear fuentes de trabajo.

"La convocatoria de Gasalla para volver al teatro con él fue un reconocimiento. 'Más respeto que soy tu madre' es su obra maestra"

— Estás en teatro con Antonio Gasalla.

— Sí, con Antonio comenzamos haciendo El mundo de Antonio Gasalla hace muchísimos años y después conservamos una amistad de llamarnos y demás. Creo que su convocatoria para volver al teatro con él fue un reconocimiento a toda aquella época. Tiene esa fortaleza actoral y es tan demoledor en la obra porque comienza con él y termina la obra con él. Esta es su obra maestra. Me da placer cada función. Y con un elenco también de compañeritos y de compañeritas que estamos trabajando a full y acompañándolo.

— Y este año me contaste también viene una ficción.

— Sí, también, vuelvo a la televisión. También con una ficción de género de la mano de Gastón Portal. Muy talentoso también. Hicimos un trabajo muy fuerte, el género de cine negro, de la literatura negra. Y la verdad es que estoy muy contento y con mucha expectativa por ver qué le pasa a la gente cuando salga La última hora.

¿Ya saben cuándo tiene aire?

No, no sabemos. Es una ficción para apostar porque la sensación que tenemos es que quedó bien. Soy obsesivo con el laburo así que trato de dar lo mejor. Entiendo que este es un oficio donde uno tiene que dejar lo mejor, y más cuando intervienen producciones o productores independientes. El Estado tiene que ayudar a producir ficciones, que tiene que seguir participando de la industria y de las familias que viven de este trabajo y además porque vuelvo a reiterar, tecnológicamente la ficción, los contenidos de ficción, son el futuro de la industria.

Más respeto que soy tu madre 2 se presenta de jueves a domingos en el Teatro Nacional


Agradecimiento: 
Romina Sala, Peinado y Maquillaje. TW: @RSimagensocial

Comentá