Shutterstock 163
Shutterstock 163

El robo sorprendió a la Policía por la osadía del lugar: nada menos que en la Goodwood House, un palacio de la realeza británica lleno de tesoros en cada una de sus habitaciones, cada uno de los cuales guarda historias de la herencia de la corona británica. Incluso, un anillo que un antiguo rey inglés había obsequiado a su amante en el siglo XVII.


El hecho ocurrió en las primeras horas del miércoles, según señaló la Policía de Sussex, que trata de determinar cómo ocurrieron la irrupción en la vivienda y los posteriores robos. De sus habitaciones se llevaron una corona recubierta de diamantes valuada en casi 600 mil dólares. También sustrajeron una gargantilla de diamantes, relojes de oro y un anillo histórico: aquel que Carlos II le regalara a su amante hace tres siglos.


 163
163

En total 40 artículos fueron robados del castillo imperial. Anillos de zafiro, esmeraldas, aros, brazaletes y más gargantillas, conformaron el botín de los delincuentes, uno de los cuales fue detenido por las autoridades para determinar su responsabilidad en el hecho e intentar recuperar el tesoro.


La corona, valuada en 600 mil dólares, data del año 1820, en tanto que la gargantilla de diamantes es de la primera mitad del siglo XIX y su valor alcanza los 300 mil dólares. El anillo obsequiado por Carlos II a su amante Louise de Keroualle lleva las iniciales "CL". La Policía de Sussex ha desplegado un amplio operativo y lanzó un alerta nacional para recuperar las joyas robadas.


LEA MÁS:

La vivienda ubicada en plena selva fue el refugio del narcotraficante y donde se reunió con Sean Penn y Kate del Castillo.

Posted by Infobae América on jueves, 14 de enero de 2016

Hoy, el palacio es habitado por Lord y Lady March, miembros de la familia real británica. El lugar es de ensueño y se levanta cerca de Chichester, en West Sussex, al sur de la isla. También es cita obligada del Goodwood Motor Circuit, una competencia automovilística anual que reúne a grandes estrellas y personalidades del jet set mundial.


El detenido tiene 26 años y es de Hampshire. El oficial inspector a cargo de la investigación, Jill Sanderson, señaló que tanto Lord como Lady March están "devastados" por lo ocurrido. "Un intruso irrumpió en la vivienda en algún momento entre la medianoche del miércoles y tomó cientos de libras en joyas y relojes, muchos de los cuales son irreemplazables".