163
163

Eran las 23.50 del domingo 10 de enero cuando las agresoras entraron al centro comercial, que estaba casi desierto. Tras recorrer el lugar, hallaron al hombre, que dormía allí para refugiarse del frío invierno ruso.


Ávidas de violencia, primero intentaron robarle. Le arrancaron el bolso deshilachado que tenía entre sus manos, y se fueron. Sin embargo, como no hallaron nada de valor, regresaron. Querían vengarse.


Las cámaras de seguridad empezaron a grabar poco después. Mientras una lo tomaba de los hombros y lo arrastraba, la otra le clavaba un destornillador en el rostro. La víctima hacía lo posible por defenderse, pero estaba en inferioridad de condiciones.


LEA MÁS:

La golpiza se prolongó durante algunos minutos, hasta que las jóvenes se cansaron y se fueron. Pero, inexplicablemente, decidieron volver. Querían seguir pegándole.


Sólo cuando llegó un guardia de seguridad, junto a otras dos personas, se fueron definitivamente. El hombre fue luego trasladado a un hospital. Su estado es delicado.