El clima estuvo caldeado desde la Ida, en la que hubo agresiones y patadas desde ambos bandos. Condimentos extras para un clásico que es muy caliente de por sí, pese a la diferencia de jerarquía futbolística que existe entre unos y otros. Desde hace tiempo, los hinchas del Espanyol tienen entre ceja y ceja al defensor del Barcelona, Gerard Piqué, y en el cotejo de Vuelta por los Octavos de Final de la Copa del Rey, nuevamente le apuntaron.

Le dedicaron dos banderas haciendo alusión a su mujer, Shakira, quien hace años había mantenido un amorío con Antonio de la Rúa, hijo de Fernando (ex presidente argentino). Los rivales del Barça tildan a la colombiana de infiel y señalaron el parecido del hijo que tuvo con el futbolista español, con su ex.

Toda esta maniobra tuvo el objetivo de sacar de quicio al pobre de Piqué, quien ni siquiera fue titular en este encuentro. De todas formas, el español no se había achicado ante los micrófonos y también había arremetido contra los Periquitos: "Ni siquiera llenan la cancha".

Antonio de la Rúa y Shakira

Lo cierto es que aparecieron peculiares banderas en el estadio Cornellà, con textos hirientes contra la familia Piqué. "Antonio de la Rúa, contigo empezó todo", fue una de las leyendas, mientras que en otra, directamente hicieron referencia a la cantante: "Shakira es de todos". Eso no es todo, porque cada vez que el hombre de la selección campeona del mundo aparece en escena, los cánticos contra él continúan.



TAMBIÉN SE METIERON CON SUÁREZ

Bandera contra Luis Suárez
El uruguayo, suspendido para el encuentro de Vuelta por Copa del Rey, también recibió una pancarta ofensiva por parte de los simpatizantes del Espanyol. "Ladrador y mordedor", fue lo que rezaba la línea, recordándole los episodios en los que mordió a rivales y tras declaraciones polémicas en la semana.