Télam 162
Télam 162

La captura de los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci le dio un enorme alivio al gobierno nacional, pero nadie olvida aún el papelón que provocó el anuncio apresurado de que habían apresado a los tres fugados, cuando en realidad sólo uno de los buscados estaba en prisión.

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, ofreció una conferencia de prensa en la que se esforzó por destacar el accionar de la policía provincial en la operación que culminó con la recaptura de los fugados. Sin embargo, no pudo escapar de las consultas sobre el malentendido que sacudió a la administración nacional.

"El operativo estuvo a cargo de Nación, pero fue la policía provincial la que que condujo a la captura de los prófugos"

"No fue de nuestras fuentes que se le brindó información errónea al Gobierno, que evidentemente manejaba otras fuentes", se desligó el mandatario santafesino. "Hubo desinteligencias en el manejo de la información, pero este proceso estuvo siempre conducido por las fuerzas y el ministerio de Seguridad nacionales. Lo de la policía de Santa Fe siempre fue colaboración", precisó.

 NA 162
NA 162

En el mismo sentido, Lifschitz consideró que "hay mucho para aprender" y que todos deben "hacer autocrítica para poder mejorar y conseguir resultados positivos". Y aprovechó el momento para destacar que, más allá de quién lideró el operativo, "fueron las fuerzas de la provincia las que condujeron a la captura de los tres prófugos".

El gobernador remarcó una y otra vez que se enfrenta un enemigo difícil como es el narcotráfico, por lo que es imprescindible "realizar un trabajo conjunto", porque si no se establece "una red de colaboración para compartir información y trabajar de manera articulada, no se van a lograr los resultados que todos pretendemos".

"Esperamos que se avance en la conformación de un comando unificado para coordinar el trabajo de todas las fuerzas federales"

Por esa razón, Lifschitz reclamó que se avance con el armado de "un comando unificado que permita coordinar todas las intervenciones de las fuerzas federales y provinciales".

De un modo similar se expresó Maximiliano Pullaro, ministro de Seguridad de Santa Fe: "Lo que queda como experiencia (de la búsqueda de los sicarios) es la necesidad de tener una mayor coordinación entre cada una de las fuerzas federales".

"Si pudiésemos haber avanzado en el tema del comando unificado, algunas desinteligencias que se dieron no por mala fe sino por la vorágine de los hechos, hubiésemos llegado mucho antes a los resultados que buscábamos", completó.